¿Cómo impactarán las elecciones de Brasil en la región?

Este domingo 2 de octubre se realizarán las elecciones en Brasil para definir, no solo el futuro del país, sino también de gran parte de la región. Lula da Silva, contra Jair Bolsonaro, el último gran bastión contra la izquierda en Latinoamérica.
rafaela-biazi-470405-unsplash.jpg
10 Years Experiences

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

En Argentina el próximo año hay elecciones y sí se logra sacar al actual gobierno, habría qué cambiar la actual agenda de la cancillería argentina. En este escenario se debería empezar a involucrar con países que sigan los ideales tradicionales de la diplomacia argentina, que son el respeto a: la democracia, a los derechos humanos y a la soberanía.

De esta manera, el panorama sería ideal sí gana Bolsonaro en Brasil, ya que habría un presidente democrático y de tendencia anti-socialista en territorio brasileño. Beneficioso, ya qué Brasil es una de las naciones con la cual Argentina tiene más vínculos comerciales y fraternales.

El oficialismo no ha ocultado su apoyo al ex mandatario de Brasil

Por el contrario, sí gana Lula, el escenario sería desastroso en muchos aspectos. Partamos de la base que, actualmente casi toda Latinoamérica se encuentra sumida en el socialismo, y esto sería aún peor, sí no van bien las elecciones. La victoria de Lula significaría el fortalecimiento del Foro de Sao Pablo, ahora reunificado en el Grupo de Puebla, una asociación de países socialistas subvencionados por China.

No es secreto que el Foro de São Pablo mantiene estrechas reuniones desde el 22 de mayo de este año con Beijing, ya que hasta en la página del Foro se manifiesta a viva voz esto. Ya no tienen interés en ocultar el financiamiento que reciben del gran dragón rojo. Pero, ¿Para qué?

Reunión diplomática entre Beijing y el Foro de São Pablo

La respuesta es simple, el partido comunista chino no busca apoyar a nuestros países y a la gente, sino respaldar, apoyar y financiar a aquellas fuerzas que promuevan el socialismo. Una vez más, la ideología por encima de todo, por encima del bien común. Y todo esto para expandir su hegemonía económica, logrando llevar un neocolonialismo en América, aprovechando las materias primas. La base militar china en Argentina, la represa en mal estado de Ecuador, las autopistas más caras del mundo en Montenegro, todos son casos de expansionismos económicos de China.

En América y África, los mandatarios de izquierda y la corrupción van de la mano. Algunos casos son: Pedro Castillo en Perú, Rafael Correa en Ecuador, Daniel Ortega en Nicaragua, Alberto Fernández en Argentina y en Brasil Lula.

Luego de la pandemia, la imagen positiva del actual presidente de Brasil se vio claramente afectada, y desde entonces ha descendido continuamente, a pesar del buen manejo y recuperación económica que ha sabido llevar adelante

Es por eso que las subvenciones de China a los partidos de izquierda, son un negocio a futuro para luego negociar acuerdos que, lejos de beneficiar a la población, solo dan infraestructuras deficientes. Eso sí, con un plus de dinero por debajo de la mesa, cómo Silvina Batakis que, a horas de dejar su cargo de ministra de Economía endeudó a Argentina con China por orden de Alberto Fernández.

Ahora imaginen todo lo anterior pero aplicado a un gobierno de Lula. Volverían, con mucho más auge, las subvenciones del Foro de São Paulo a manifestaciones de izquierda en países de la región. Sí nos remontamos al año 2019, vamos a poder ver ejemplos de lo anteriormente mencionado, donde las protestas sucedidas en Chile y en Ecuador, tuvieron un gran desembolso económico para llevar a cabo estas acciones.

La elección en Brasil determinará el futuro de la región, donde podemos volver a la época de UNASUR, donde había figuras cómo Chávez, Néstor, Evo Morales, Rafael Correa y Lula

El panorama electoral no pinta bien, Lula es un ex convicto que por falencias de la justicia de Brasil ahora está libre. Aun así, mucha gente lo admira, ya que finalizó con un 90% de aprobación tras dos mandatos de gobierno, en el 2016. Con Bolsonaro los índices de aprobación no llegan al 40%, esto con motivo de ciertos dichos del mandatario y las fake news para desacreditar su imagen. Es cierto que Jair no es políticamente correcto y eso no es bien visto por muchos.

La elección en Brasil determinará el futuro de la región, donde podemos volver a la época de UNASUR, donde había figuras cómo Chávez, Néstor, Evo Morales, Rafael Correa y Lula. Sí, este fuera el caso, se fortalecería la CELAC, un foro ideológico con poco sustento internacional que quiere reemplazar a la Organización de los Estados Americanos.

Aunque aún hay esperanza, porque sí gana Bolsonaro y sí en Argentina gana un candidato ajeno al peronismo, se contaría con un gran aliado en Brasil. También se fortalecería el Mercosur, porque se podría negociar la disminución del arancel externo común. Pero lo anterior está lejos de suceder, porque ahora los ojos de América Latina están presentes en lo que va a pasar hoy.

No te quedes afuera de la información, unite a nuestro grupo de Telegram, donde compartimos las noticias diarias.

Se profundiza la dictadura de Evo Morales en Bolivia y el pueblo sale a la calle

Camacho fue golpeado por agentes de policía y obligado a subir a un auto policial para trasladarlo al aeropuerto de Viru Viru, para subirlo a un avión hacia La Paz. El gobernador está acusado por terrorismo, debido a que se manifestó contra las elecciones fraudulentas del 2019.

Luis Fernando Camacho fue el líder de la movilización boliviana que provocó la renuncia de Evo Morales en noviembre de 2019. El arresto del gobernador se produjo para evitar que se produzca una figura como Juan Guiado, pero de Bolivia. A diferencia de Guaidó, Camacho no consiguió apoyo internacional, que lo legitime como presidente interino de Bolivia.

Las protestas contra el arresto de Camacho se vieron incrementadas en las últimas semanas
Las protestas contra el arresto de Camacho se vieron incrementadas en las últimas semanas

El gobernador es una figura de gran peso político en Bolivia, al punto que se postuló en las elecciones de 2020 en el país, como candidato a presidente. Sin embargo, debido a varios motivos, incluidos las irregularidades en el proceso electoral, solo logro el 14% de los votos.

Actualmente, Camacho se encuentra en una prisión a 4.000 metros de altura, alejado de la ciudad. Desde su detención se produjeron protestas en todo el país, donde se pedía la liberación del mismo. En Santa Cruz, se han instalado bloqueos de caminos con la finalidad de que muchos de los alimentos que produce la región y que consume el resto del país no salgan del departamento.

Las protestas han derivado en varios destrozos a nivel nacional y también regional, por lo que ha habido varios detenidos
Las protestas han derivado en varios destrozos a nivel nacional y también regional, por lo que ha habido varios detenidos

Las protestas han derivado en varios destrozos a nivel nacional y también regional, por lo que ha habido varios detenidos. El día lunes se replicaron los enfrentamientos entre manifestantes, que utilizaron petardos y pirotecnia contra la policía, mientras que las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos.

El gobernador de la región boliviana de Santa Cruz, el opositor Luis Fernando Camacho.
El gobernador de la región boliviana de Santa Cruz, el opositor Luis Fernando Camacho

En Venezuela, Maduro encarcela a los opositores políticos sin juicio previo. En Nicaragua, Daniel Ortega, de igual manera encierra a los opositores a su gobierno. Ahora en Bolivia, Luis Arce, la mano derecha de Evo Morales, encerró a Luis Fernando Camacho, con total impunidad. ¿Qué harían en Argentina si el gobierno de turno encarcela a una figura de la oposición como Patricia Bullrich?.

+ 0
Lectores leyeron esta nota

Lo Más Importante

Tweet Del Día

Lo Más Leído

Tevero liberavisse
comprehensam nec.

Copyright 2023 © Data 24 - Todos los derechos reservados
Data 24.com.ar © Copyright 2023

Subscribe Now