Se hizo trans, se operó y se arrepintió: denunció a su doctor y terapeuta por avanzar con su cambio de género

Camille Kiefel reclama que los médicos procedieron a su pedido de transicionar cuando no estaba bien mentalmente: "Pensé que sería más feliz".
rafaela-biazi-470405-unsplash.jpg
10 Years Experiences

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

En el 2020, en plena cuarentena por pandemia de covid 19, Camille Kiefel, de Estados Unidos, comenzó a replantearse su identidad de género, no se sentía cómoda con sus senos que indicaban al mundo que era una mujer cuando en realidad no se sentía así. Desde entonces comenzó a indagar y avanzó médicamente para poder realizarse una operación con la que pretendía cambiar su vida.

Kiefel se reunió dos veces (vía Zoom debido a la cuarentena) con médicos y terapeutas, quienes entendieron y avanzaron con su pedido, extirpar sus senos. Recordemos que, ningún médico y/o especialista mental pueden ir en contra de la autopercepción de un individuo o podría ser denunciado por transfóbico o homofóbico y perder su trabajo.

Camille Kiefel cuando se autopercibía no binaria
Camille Kiefel cuando se autopercibía no binaria

Ahora, luego de dos años de la operación, Camille se arrepintió y está avanzando judicialmente contra los médicos, clínicas de género y terapeutas a quienes le reclaman que avanzaron muy rápidamente y no se percataron de que ella no estaba bien mentalmente.

“A veces, en la ducha, me doy cuenta de que se han ido. Sólo tengo cicatrices”, Camille Kiefel.

Agosto 2020, Kiefel antes de someterse a la cirugía de extracción de mamas .
Agosto 2020, Kiefel antes de someterse a la cirugía de extracción de mamas

La joven de aquel entonces tenía 30 años y se autopercibía no binaria, pero ahora con 32 años dice estar “mejor mentalmente” lo que la ha llevado a darse cuenta que la cirugía fue un error.

Kiefel está demandando a su trabajador social, terapeuta y las clínicas de género en las que ellos trabajan, Brave Space Oregon y Quest Center for Integrative Health, por una suma de 850 mil dólares por daños irreparables.

“Era tan disfuncional y solo quería algo que me ayudara. Pensé que sería más feliz”.

¿Viste el último informe del Presto?

Sigue Leyendo

DESIDIA: Cada vez son más los niños que sufren problemas de salud por una mala alimentación

Según un informe de la Universidad Popular del movimiento Barrios de Pie, el 48,6% de los niños tiene sobrepeso debido a una mala alimentación plagada de harinas y grasas saturadas, eso conlleva a problemas de salud como obesidad o mal crecimiento y desarrollo. El estudio también reveló que el 40% de los menores que viven en “barrios populares” dejaron de ingerir al menos una de las cuatro comidas diarias.

Nuevamente los datos exponen que la situación nutricional de los niños más vulnerables es cada vez más grave. Más aún, teniendo en cuenta, que afecta a los chicos en plena etapa de crecimiento y desarrollo, lo que afecta su enfoque, aprendizaje y salud.

Los alimentos que suelen darse en comedores populares "suelen cubrir las necesidades energéticas, pero no los requerimientos nutricionales necesarios para un desarrollo y crecimientos adecuados y mantener una salud óptima", detallaron los médicos.
Los alimentos que suelen darse en comedores populares “suelen cubrir las necesidades energéticas, pero no los requerimientos nutricionales necesarios para un desarrollo y crecimientos adecuados y mantener una salud óptima”, detallaron los médicos

El informe fue realizado por los médicos profesionales de la Universidad Popular del movimiento Barrios de Pie (una de las organizaciones ligadas al oficialismo), y el mismo refleja que la “malnutrición global” es del 48,6%, un 4,5% más que en el año 2019. El sobrepeso y la obesidad son las alteraciones a la salud más frecuentes entre 0 y 19 años. Esta problemática se alimenta de la mala selección de alimentos ricos en nutrientes, platos con frutas, verduras y carnes magras. En cambio, los alimentos que más abundan en los hogares afectados y los comedores populares son las comidas altas en hidratos de carbono complejos y grasas saturadas.

En ese sentido, la Sociedad Argentina de Pediatría y el Ministerio de la Salud de la Nación afirmaron que este tipo de alimentos “suelen cubrir las necesidades energéticas, pero no los requerimientos nutricionales necesarios para un desarrollo y crecimientos adecuados y mantener una salud óptima“.

Los alimentos que más abundan en los hogares afectados y los comedores populares son las comidas altas en hidratos de carbono complejos y grasas saturadas.
Los alimentos que más abundan en los hogares afectados y los comedores populares son las comidas altas en hidratos de carbono complejos y grasas saturadas

Hablando en términos porcentuales, esto se traduce en que, el 20,9% de los niños tienen sobrepeso y un 24,5% obesidad. En tanto, el déficit de peso se ubica en un 3,2% global y la desnutrición crónica ya alcanza el 6,7% con un fuerte predominio en menores de 2 años (20,2%) y menores de 2 a 6 años (8,9%).

Los mayores de 6 hasta los 10 años son los que más sufren la malnutrición, según destaca el relevamiento: “La franja etaria con mayor índice de malnutrición es entre los 6 y los 10 años, que alcanza un 53,0% con obesidad tocando un pico de 29,9%, prácticamente 3 de cada 10 niños y niñas“.

"Debido al aumento indiscriminado de precios en alimentos la mayoría de las familias redujo el consumo de nutrientes esenciales", Marcos Caviglia autor del relevamiento.
“Debido al aumento indiscriminado de precios en alimentos la mayoría de las familias redujo el consumo de nutrientes esenciales”, Marcos Caviglia autor del relevamiento

En diálogo con el medio Infobae, el médico Marcos Caviglia, quien estuvo a cargo del estudio, destacó: “Si comparamos con los resultados anteriores, la última vez que se realizó este estudio fue en 2019, previo a la pandemia. En esa ocasión se detectó una malnutrición global del 44,1%, con un sobrepeso de 22,5% y obesidad del 19,6%. Se evidencia así un aumento marcado de la malnutrición con respecto a los datos previos a la pandemia”.

Por su parte, Norma Morales, la secretaria adjunta de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y dirigente de Barrios de Pie, comentó: “Uno de cada dos chicos de nuestros barrios tiene una pésima alimentación”. Por ello le pidió a la ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, que “entregue los bolsones alimentarios que corresponden y que dentro de los mismos no haya miserias”. “Que agregue alimentos proteicos para que nuestros chicos se alimenten con la misma dignidad que el hijo de cualquier funcionario. Esta es una responsabilidad y obligación del Gobierno nacional”, reclamó.

"Que agregue alimentos proteicos para que nuestros chicos se alimenten con la misma dignidad que el hijo de cualquier funcionario", reclamo a Victoria Tolosa Paz.
“Que agregue alimentos proteicos para que nuestros chicos se alimenten con la misma dignidad que el hijo de cualquier funcionario”, reclamo a Victoria Tolosa Paz

En relación a la malnutrición de los menores, el informe que lleva la firma de Caviglia argumenta que posiblemente la dispara de precios y la incontrolable economía a nivel nacional afecte aún más estos indicadores: “Debido al aumento indiscriminado de precios en alimentos la mayoría de las familias redujo el consumo de nutrientes esenciales. Además, se detectaron altas tasas de inseguridad alimentaria, llegando casi a 1 de cada 4 familias en las que algún menor dejó de realizar alguna comida por falta de recursos”.

En esa misma linea detalla que son los preadolescentes y adolescentes quienes sufren más de la desidia, dado que el único programa estatal que ayuda a este sector (Alimentar) “solo alcanza a niños y niñas de hasta 14 años, dejando afuera la franja de adolescentes y jóvenes”.

Lo Más Importante

Tweet Del Día

Lo Más Leído

Tevero liberavisse
comprehensam nec.

Copyright 2023 © Data 24 - Todos los derechos reservados
Data 24.com.ar © Copyright 2023

Subscribe Now