Facundo Manes: De neurólogo de Cristina a ser la esperanza de la UCR

Como la marea, el radicalismo siempre vuelve. Sin declaraciones estentóreas ni sensacionalismos, la UCR celebró sus 130 años de vida en plenitud.
rafaela-biazi-470405-unsplash.jpg
10 Years Experiences

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.


Durante ese extenso derrotero debió superar momentos difíciles, que amenazaron con borrar su existencia de la faz de la tierra: el golpe del 30 que desplazó a Hipólito Yrigoyen, la división interna que lo fracturó y enfrentó a sus dos líneas internas –personalistas y antipersonalistas- en la Década Infame, una nueva división entre lo que terminaría siendo la Unión Cívica Radical del Pueblo y la Unión Cívica Radical Intransigente durante los años del primer peronismo, los nuevos golpes en los 60 -“blando” contra Frondizi, tradicional contra Illía-, y las salidas anticipadas de Raúl Alfonsín y de Fernando de la Rúa de la presidencia de la Nación. De sus divisiones surgieron el Movimiento de Integración y Desarrollo, el Partido Intransigente y la Coalición Cívica, entre otros armados partidarios que no consiguieron quebrar el tronco original.

A 130 años de su creación, el radicalismo mira el futuro con optimismo: después de un largo período de oscuridad, tiene cuatro candidatos presidenciables –Alfredo Cornejo, Gerardo MoralesMartín Lousteau y el ex neurólogo de CFK, Facundo Manes-. Mientras que el Pro se desangra en una interna voraz que amenaza su estallido o su declinación, la UCR imagina que este es su momento. En el pasado supo nutrirse de los votos de Perón para que Frondizi llegara a la presidencia, del clima de renovación política que instaló el Frente Grande en los años del menemismo para terminar desplazándolo y coronar a Fernando de la Rúa en los 90. ¿Habrá llegado la hora de abandonar su condición de furgón de cola de Juntos por el Cambio para asumir la hegemonía dentro de la coalición opositora, y proyectarse hacia un retorno institucional protagónico? 

El radicalismo ha tenido la virtud de reinventarse y de convertir a sus grandes fracasos en triunfos éticos con el paso del tiempo. Las salidas anticipadas del poder institucional fueron presentadas como la confirmación del slogan de su fundador, Leandro N. Alem: “Que se rompa, pero que no se doble”. Sus gestiones nacionales no fueron exitosas en el balance, a excepción de su líder más “maldito” en la interna y más efectivo en la práctica, Marcelo T. de Alvear, siempre invisibilizado dentro del relato partidario. Sin embargo, con el paso del tiempo el relato radical que consiguió imponerse en el sentido común fue el de la moralidad, el compromiso con la democracia y los derechos humanos y con la república. Aunque Yrigoyen impulsara en 1928 lo que luego se conocería como el pacto Roca-Runciman en 1933, pero que el Congreso argentino aprobó durante la segunda gestión de Yrigoyen como D’AbernonOyhanarte, y que sólo por milagro la crisis del 29 impidió que el parlamento inglés lo refrendara. Aunque Frondizi e Illía llegaran al gobierno gracias a la prohibición del peronismo. Aunque formara parte de la coalición que más daño le hizo al país en democracia: Cambiemos. 

En sus sucesivas reinvenciones, ese relato sostenido sobre la ética y los valores republicanos terminó instalándose. El Alfonsín del juicio a las juntas militares ocultó finalmente al de las leyes de Obediencia debida, Punto Final y la hiperinflación de 1989. El radicalismo consiguió convertir en cualidad su debilidad para sostener los embates que llegaban desde afuera, presentándola como una virtud: la coherencia con su lema fundador. Así retuvo su base electoral: confrontando al pretendido “principismo” radical con el pragmatismo peronista.

Paradójicamente, el “internismo” siempre fue su talón de Aquiles. El propio Juan Domingo Perón definió con ironía que una gestión presidencial para el radicalismo era “un mal momento entre dos internas”. Los casos se reiteraron: Yrigoyen contra su tío Leandro N. Alem, que lo terminaría llevando al suicidio. Alvear contra YrigoyenBalbín contra FrondiziIllía o Raúl Alfonsín. Los ataques y el abandono partidario a quienes detentaron la presidencia, que llegaron a ser conmovedores en la gestión de Fernando de la Rúa. Y esto sin contar las múltiples rencillas y componendas internas a todo nivel, a lo largo del territorio nacional.

Hoy mismo, cuando la alternativa de desplazamiento del Pro de la conducción de Juntos por el Cambio parece estar al alcance de la mano, el radicalismo de la CABA se fractura entre quienes se colocan a la sombra de Mauricio Macri a través de Patricia Bullrich –con Luis Brandoni a la cabeza- y la conducción partidaria porteña que pone sus fichas en un acercamiento siempre condicionado a Horacio Rodríguez Larreta. 

Y, pese a todo, el radicalismo tiene hoy en día su gran chance de volver a asumir rol protagónico con Facundo Manes como mascarón de proa. Manes no viene de la política, no está expuesto a carpetazos, tiene prestigio profesional. Es el candidato ideal para el  electorado de la coalición, y así lo entienden sus adversarios internos en la carrera por la presidencia en 2023: Cornejo, Morales y Lousteau. Ya habrá tiempo para dirimir las candidaturas para la primera magistratura más adelante. 

La candidatura de Manes también resulta instrumental para el macrismo, en su empeño por evitar que Horacio Rodríguez Larreta se quede con el control de la provincia de Buenos Aires a través de su candidato Diego Santilli. No en vano el propio Jorge Macri hizo saber que, en caso de tener que resignar su postulación para encabezar la lista de diputados nacional, estaría dispuesto a apoyar al neurocirujano en la interna. Tampoco ha sido gratuito el alineamiento de los referentes del radicalismo con el macrismo en la última reunión de cúpula de Juntos por el Cambio: Rodríguez Larreta no consiguió cambiar el nombre de la coalición, ni tampoco imponer su propuesta de bajar los porcentajes requeridos en las PASO para capturar a los libertarios y a peronistas disidentes. ¿Para qué abrir el juego a otras fuerzas que podrían incomodar a la base electoral del radicalismo, justo en el momento en que están dadas las condiciones para quedarse con el control de la alianza? 

El radicalismo avanza paso a paso, con la paciencia y la experticia que le otorgan sus 130 años de vida. Por esta razón recibió un tirón de orejas y fue obligado a borrar una publicación en su cuenta de Twitter el presidente de la Juventud Racial Bonaerense, Manuel Cisneros, en el que arengaba en tono triunfalista: “Vidal es deserción, Santilli es invasión. Facundo es candidato para la liberación”. Una afirmación que amenazaba con exponer a la UCR en enfrentamiento directo con el larretismo y colocaba en situación de precariedad extrema a cientos de radicales que desempeñan funciones institucionales en la CABA y en los municipios administrados por el Pro. 

Ésta última razón, aparentemente vanal –cuidar el empleo-, es la que aconseja ser pacientes y tolerantes en las declaraciones. ¿Para qué exponer al partido a los ataques de sus socios de la coalición, cuando el Pro se está desgarrando en plena guerra civil interna? 

El radicalismo ha tenido la habilidad de formar parte del gobierno de Cambiemos colocándose a resguardo de las trágicas consecuencias que sus políticas impusieron a la sociedad, la economía y las finanzas argentinas. Esa siembra deberá cosecharse, a riesgo de perderse. 

¿Será, finalmente, en la celebración de sus 130 años de vida, el momento de la resurrección de un radicalismo protagónico en la política argentina? 

*FUENTE: RealPolitik | Alberto Lettieri


[cm_ad_changer campaign_id=”2″]

Redacción

info@data24.com.ar

Search

Unite a nuestro grupo de Telegram, donde te compartimos las noticias más importantes.

Malestar de Bullrich por reclamo de Jorge Macri para que Nación se haga cargo de los presos

*Por Camilo Cagnacci (Sección País)

La fuga de nueve detenidos de una alcaldía en San Telmo generó tensiones entre Ciudad y Nación debido a la superpoblación carcelaria. El jefe de Gobierno, Jorge Macri, solicitó al Ejecutivo nacional que “se lleve a los detenidos al Sistema Penitenciario Federal”, lo que causó malestar en el Ministerio de Seguridad de la Nación.

En declaraciones radiales, el alcalde porteño señaló que el 94% de los detenidos pertenecen a la Justicia Nacional o Federal y, por lo tanto, “no son responsabilidad de la Ciudad”. Por su parte, su ministro de Seguridad, Waldo Wolff, detalló: “Hoy tenemos 1041 plazas para albergar de manera segura a los presos en comisarías vecinales y alcaldías, pero tenemos 2005 detenidos, lo que representa una superpoblación carcelaria del 98%”.

Según fuentes cercanas a Patricia Bullrich, sus declaraciones no fueron bien recibidas en el ministerio. “Si quieren plantear la relación así, veremos cómo continúa la situación. La Policía es responsabilidad de la Ciudad, por lo tanto, deberían hacerse cargo de sus presos como todas las provincias. Sin embargo, la Justicia y los presos son responsabilidad de la Nación, lo que supone un privilegio centralista”, señalaron.

Además, agregaron: “Recibimos presos del Servicio Penitenciario Federal todos los días, tenemos una cuota diaria y esto es algo que discutimos constantemente con las autoridades de la Ciudad. No parece lógico que [Jorge Macri] lo haga público cuando es un tema que tratamos a diario. Por otro lado, ellos tienen una deuda pendiente por la construcción de la cárcel que deben edificar a cambio del terreno de Devoto, y llevan un retraso de cuatro años”.

El recuerdo de esta deuda no es casual. En marzo de 2018, el entonces jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el exministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, anunciaron el traslado de la cárcel de Devoto al complejo penitenciario de Marcos Paz. Se esperaba que la nueva cárcel, con capacidad para 2240 internos, estuviera lista para septiembre de 2020, pero el proyecto fue cancelado debido a la disputa entre Nación y Ciudad por los fondos coparticipables, agravada por la quita dispuesta por Alberto Fernández en plena pandemia.

Desde el Ministerio de Seguridad porteño se encargaron de aclarar que con el gobierno de Javier Milei no existe “ningún problema”, sino “un conflicto de intereses”. El desenlace de esta historia, según indicaron en el equipo de Bullrich, dependerá de la Ciudad.

Redacción

info@data24.com.ar

Alerta en Rosario | Buscan armar un sindicato de trapitos

“Tenemos información de que este sindicato está iniciando diálogos para agrupar a los trapitos de Rosario. Nos preocupa y nos oponemos totalmente a una actividad que debiera estar totalmente prohibida”, advirtió a través de Twitter el secretario general de la Municipalidad, Miguel Angel Tessandori.

Tessandori, un veterano en la arena política y conocido por su firmeza en la defensa de los intereses de la ciudad, no ha escatimado en sus advertencias. “No permitiremos que se repita en Rosario lo que está sucediendo en La Plata”, declaró con determinación. Según él, existe información sobre un posible vínculo entre el sindicato platense y los cuidacoches locales, una asociación que rechaza rotundamente.

El temor radica en las prácticas que rodean a esta actividad. Tessandori denuncia la extorsión y la violencia como componentes inherentes al trabajo de los trapitos, una situación que considera inaceptable en cualquier comunidad. Remarcó la existencia de un Código de Convivencia que prohíbe explícitamente esta práctica, así como cualquier intento de sindicalizarla.

El funcionario municipal recordó un proyecto presentado en el Concejo para regular la actividad, pero lamentó que fuera desestimado en su momento. El proyecto buscaba restringir la actividad de los trapitos a aquellos que contaran con el aval de un porcentaje determinado de vecinos, una medida que hubiera proporcionado un marco legal claro y protección para la ciudadanía.

En La Plata, la ordenanza ya prohíbe esta actividad, sin embargo, el reciente surgimiento del Sindicato de Trabajadores de la Vía Pública ha puesto en tela de juicio la efectividad de esta medida. El sindicato, liderado por el ex barrabrava Fabián Giannotta, ha levantado polémica desde su presentación oficial, con la detención de trapitos acusados de extorsión a automovilistas.

Miguel Angel Tessandori on Twitter: “EL SINDICATO DE TRAPITOS QUIERE ATERRIZAR EN ROSARIO.Este gremio ya está funcionando en La Plata y tuvo sus primeras acciones en las últimas horas.Aunque parezca ilógico ya fue presentado de manera oficial con el nombre de Sindicato de Trabajadores de la Vía Pública (STVP)…. / Twitter”

EL SINDICATO DE TRAPITOS QUIERE ATERRIZAR EN ROSARIO.Este gremio ya está funcionando en La Plata y tuvo sus primeras acciones en las últimas horas.Aunque parezca ilógico ya fue presentado de manera oficial con el nombre de Sindicato de Trabajadores de la Vía Pública (STVP)….

El riesgo de que esta situación se replique en Rosario no es algo que Tessandori esté dispuesto a tolerar. Con firmeza, promete tomar medidas para prevenir que el “huevo de serpiente” del sindicato de trapitos se incube en su ciudad. Con la experiencia y la determinación que lo caracterizan, está dispuesto a enfrentar este desafío y proteger los intereses de los rosarinos.

En resumen, el sindicato de los trapitos ha puesto en alerta a Rosario, pero con la determinación de Tessandori y el rechazo unánime de la comunidad, la ciudad está lista para resistir cualquier intento de infiltración de actividades delictivas en sus calles.

*Fuente: REALPOLITIK

Redacción

info@data24.com.ar

Más de 110 mil beneficiarios del plan Potenciar Trabajo son extranjeros

Las auditorías que lleva adelante el Ministerio de Capital Humano revelaron las cifras del plan social que fue emblema del Frente de Todos: el Potenciar Trabajo, ahora relanzado como Volver al Trabajo.

En tal sentido, las nuevas autoridades del exministerio de Desarrollo Social revelaron que unas 1,3 millones de personas reciben la asistencia. El 10% del total, unas 110 mil, corresponde a extranjeros. A razón de los $78 mil que cada uno cobra, el gasto total es de $8.580 millones.

Unos 80 mil extranjeros se encuentran inscriptos en el plan Volver al Trabajo, los 30 mil restantes se encuentran bajo la órbita de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia y serán parte del programa Acompañamiento Social.

Redacción

info@data24.com.ar

ESCÁNDALO EN CÓRDOBA: Llaryora se niega a sacar del cargo a un socio político imputado por golpear a su ex y obligarla a abortar

El 19 de marzo de 2023, Lourdes Astudillo se presentó ante la Justicia para denunciar a su expareja, Martín Gill, un cuadro de gran importancia dentro de la política cordobesa. A finales del pasado mes, la Fiscalía de Instrucción del Segundo Turno de Villa María —a cargo de Juliana Companys— elevó a juicio la causa.

En diálogo con medios provinciales, la denunciante contó que conoció a Gill a través de Instagram, en febrero de 2022. Con el tiempo la relación se fue afianzando y también hubo un periodo de convivencia. Quedó embarazada y, según denunció, Gill la indujo a abortar: “La idea del embarazo le hacía mal y me decía que se iba a arruinar su vida. Él insistió y tomé la pastilla”.

En octubre sufrió la primera agresión física después de un planteo por infidelidad: “Se lo dije. Él me empujó a la cama y comenzó a ahorcarme. Fueron segundos, pero me pareció mucho tiempo. Me repetía una y otra vez que era para que me tranquilice”.

“No podía contarle a nadie lo que me pasaba. Era de su propiedad. En una discusión fuerte que tuvimos le pedí la llave de mi departamento. Yo vivo en el sexto piso, me agarró del brazo y me arrastró tres pisos. Me dejó el cuerpo marcado con moretones. Ahí comencé a sacarme fotos porque sabía que esto no iba a terminar bien. Esas imágenes las entregué a la Justicia. Cuando yo le decía que lo iba a denunciar, él me desafiaba que lo hiciera y agregaba: ‘Total, a mí nadie me toca’”, detalló la víctima.

“Me costó mucho denunciarlo. Después de la denuncia la pasé bastante mal pero no me arrepiento de haberlo denunciado porque no me merecía lo que pasé. Es muy feo por lo que yo pasé. Es abuso de poder y mi denuncia no tiene nada que ver con una cuestión política“, agregó.

Renuncia o juicio político: “Las lideresas empoderadas están mudas”

La denuncia por violencia de género cayó mientras Martín Gill era intendente de Villa María. Su trayectoria como funcionario en el Ministerio de Obras Públicas de la Nación —fue secretario, “el segundo” de Gabriel Katopodis— hizo que desembarcara en el Ministerio de Cooperativas y Mutuales, cartera millonaria creada por Martín Llaryora hace apenas cinco meses que se encargará de proveer servicios, negocios y ejecución de obras en el interior de la provincia.

Este mes, la oposición presentó en la Legislatura de Córdoba dos proyectos contra el socio de Llaryora. El primero, de Alejandra Ferrero, proponía que se aparte del cargo de ministro a Gill. Mientras tanto, Gregorio Hernández Maqueda promovió el juicio político: en este caso se abstuvieron los bloques PRO, UCR, Construyendo Córdoba y La Libertad Avanza.

El oficialismo cordobés rechazó debatir el caso en la Unicameral durante la cuarta sesión ordinaria del año. “Una lástima que el mismo peronismo que el año pasado suspendió a (Patricio) Serrano y le dio licencia a (Alfonso) Mosquera por causas de violencia de género, hoy sea cómplice de encubrir en su cargo a un ministro (por Gill) procesado por la misma razón”, expresó Ferrero vía Twitter, y agregó: “Las lideresas empoderadas están mudas”.

Redacción

info@data24.com.ar

Juez llevó a la justicia a la Municipalidad de Córdoba por el polémico manejo de los subsidios al transporte

Ayer por la mañana, el senador nacional por Córdoba, Luis Juez, se presentó en la Justicia Federal y pidió investigar al ex secretario de transporte municipal, Marcelo Rodio, y a los directivos empresariales de ERSA por el uso indebido de subsidios nacionales destinados al sistema de transporte.

LA DENUNCIA DE JUEZ

“Mediando connivencia entre funcionarios municipales y la empresa ERSA, ésta percibió subsidios, por un alto monto dinerario, en virtud de un servicio que jamás prestó, defraudando al Estado nacional”, explicó el senador nacional.

Según detalló Juez, “la Municipalidad ponía los colectivos, los choferes, y Ersa se quedaba con la recaudación y con los subsidios. Los subsidios en materia de transporte son casi 28 mil millones de pesos: (en millones) 7 mil pone la Provincia, 7 mil pone la Nación y 14 mil pone la Municipalidad”.

En tal sentido, precisó que “si el sistema está compuesto por 939 colectivos, hay un total de 30 millones de pesos por unidad. En estos corredores que prestaba Tamse y que recaudaba Ersa, y estamos hablando de 49 colectivos lo cual hace un promedio total de 1.500 millones de pesos, lo que hemos cuantificado nosotros. O sea 1.500 millones de pesos del subsidio de transporte que ponía la Nación para que la Municipalidad de Córdoba prestara su servicio”.

Redacción

info@data24.com.ar

Juez condenó el aumento de sueldo de los senadores: “Es una caradurez”

De manera exprés, en menos de un minuto, sin debate y a mano alzada, la Honorable Cámara de Senadores aprobó, este jueves, un millonario aumento de las dietas. En concreto, a partir de junio, pasarán a cobrar al menos $4 millones todos los meses.

Quien llevó adelante la iniciativa fue Juan Carlos Romero, del peronismo disidente. Sin embargo, contó con el aval de algunos legisladores de untos por el Cambio, la UCR y el bloque federal. No apoyaron los senadores de La Libertad Avanza ni los del bloque PRO.

En diálogo con los medios, Luis Juez, repudió enérgicamente los aumentos. El senador por Córdoba manifestó que la medida: “Nuestro bloque, completo, no solamente no convalidó el tratamiento sobre tablas del proyecto sino que votamos decididamente en contra”. Juez definió el aumento de las dietas como una “bajeza inoportuna” si se tiene en cuenta “el momento que está viviendo la sociedad. Es una falta de empatía increíble”.

A su vez, cuestionó el voto de sus pares: “Después se enojan cuando la gente se enoja por la política. Pero bueno, también la gente tiene que saber distinguir. Pregunten cómo votó cada senado de cada partido”.

Según pudo saber el cronista de La Nación, Tomás Díaz Cueto, 52 Senadores —en su mayoría integrantes de Unión por la Patria— votaron a favor del aumento de dietas.

La aclaración de Villarruel

Al ser cuestionada, desde las mismas redes, Victoria Villarruel aclaró su posición. “Hoy los senadores de todos los bloques acordaron un aumento de su salario (…) Como Presidente del Senado NO soy senadora, no cobro del Senado y NO puedo interferir en esas decisiones. Tampoco puedo obligar a que se vote nominalmente ni a que se justifique la decisión avalada por todos, porque NO soy senadora. Podría haberme levantado para no que no salga mi foto y parte del periodismo y de los trolls me acusen de lo que NO tengo injerencia alguna pero siempre doy la cara y hoy no va a ser la excepción”.

Victoria Villarruel on Twitter: “Hoy los senadores de todos los bloques acordaron un aumento de su salario que fue votado a mano alzada en el recinto por contar con los votos necesarios para hacerlo. Como Presidente del Senado NO soy senadora, no cobro del Senado y NO puedo interferir en esas decisiones. Tampoco… / Twitter”

Hoy los senadores de todos los bloques acordaron un aumento de su salario que fue votado a mano alzada en el recinto por contar con los votos necesarios para hacerlo. Como Presidente del Senado NO soy senadora, no cobro del Senado y NO puedo interferir en esas decisiones. Tampoco…

Redacción

info@data24.com.ar

Search

LO MÁS IMPORTANTE

TWEET DEL DÍA

LO MÁS LEÍDO

Tevero liberavisse
comprehensam nec.

Copyright 2023 © Data 24 - Todos los derechos reservados
Data 24.com.ar © Copyright 2023

Subscribe Now