¿Qué clase de economía nos espera?

"Nuestro país ya se quedó sin municiones y solamente le queda una opción posible ante las condiciones presentes: devaluar".
rafaela-biazi-470405-unsplash.jpg
10 Years Experiences

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Los argentinos estamos pasando por una crisis económica como hace bastante no se ve, pero posiblemente, estas no sean unas palabras nuevas para muchos de ustedes. El escritor italiano Humberto Ecco decía: “hablamos tanto de crisis, que ponemos en crisis, el propio concepto de crisis” y esa frase puede aplicarse de manera perfecta en nuestro país. Nosotros vivimos en estado de crisis y de emergencia: política, social, económica, jurídica, institucional, etc.

Dicho esto: ¿Cuáles son los fundamentos con los que podemos sostener que, evidentemente, estamos frente a una situación muy delicada en materia económica?

En primer lugar, tenemos un contexto internacional que no podemos desconocer, a la hora de trazar un panorama explicativo. La pandemia como primera medida, que impulsó a que todos los países, se vean en la obligación de emitir de forma desmedida para ofrecer asistencia y ayuda a su población, como consecuencia de esta emisión, comenzó a dispararse el famoso fenómeno inflacionario (ejemplo claro se dio en Estados Unidos, alcanzando el mes pasado un pico de 9,1%, el más alto desde 1979 con la segunda crisis del petróleo).

Claro está que para aquellos países que vienen manejando una tasa de interés baja, índices inflacionarios de una cifra anual y una emisión controlada, las alternativas para acomodar esos números, resultan más sencillas de concretarse. Ahora bien: ¿Cuáles resultarían ser esas medidas?

Esta pregunta nos va a permitir arrojar una explicación concreta del porqué Argentina está pasando una verdadera crisis. Si vemos los manuales de economía, todos ofrecen recetas generales para que un país pueda aumentar su recaudación y así poder refinanciar sus pasivos, entre esas opciones podemos mencionar: el aumento de impuestos; la adquisición de crédito público o expropiación de empresas privadas, emisión monetaria y (como última opción) devaluar la moneda.

Frente a este panorama, vemos que nuestro país ya se quedó sin municiones y solamente le queda una opción posible ante las condiciones presentes: la devaluación. Devaluar implica la disminución del valor nominal de una moneda o divisa de un país, respecto a las otras divisas consideradas más fuertes en comparación. Seguramente, el lector pensará que ya nos encontramos en esta situación, pero esto aún no sucede, hasta tanto el gobierno reconozca la situación y tenga que modificar la denominación de los billetes por valores mucho mas grandes, considerando que ya se encuentran obsoletos aquellos que actualmente están en circulación.

En síntesis, no debería sorprendernos que, en los próximos meses veamos un nuevo billete de 5000 o de 10.000 pesos, ahí será entonces, cuando el gobierno haya aceptado que inexorablemente, su única alternativa era la devaluación.

¿Viste el último informe del Presto?

Sigue Leyendo

Se profundiza la dictadura de Evo Morales en Bolivia y el pueblo sale a la calle

Camacho fue golpeado por agentes de policía y obligado a subir a un auto policial para trasladarlo al aeropuerto de Viru Viru, para subirlo a un avión hacia La Paz. El gobernador está acusado por terrorismo, debido a que se manifestó contra las elecciones fraudulentas del 2019.

Luis Fernando Camacho fue el líder de la movilización boliviana que provocó la renuncia de Evo Morales en noviembre de 2019. El arresto del gobernador se produjo para evitar que se produzca una figura como Juan Guiado, pero de Bolivia. A diferencia de Guaidó, Camacho no consiguió apoyo internacional, que lo legitime como presidente interino de Bolivia.

Las protestas contra el arresto de Camacho se vieron incrementadas en las últimas semanas
Las protestas contra el arresto de Camacho se vieron incrementadas en las últimas semanas

El gobernador es una figura de gran peso político en Bolivia, al punto que se postuló en las elecciones de 2020 en el país, como candidato a presidente. Sin embargo, debido a varios motivos, incluidos las irregularidades en el proceso electoral, solo logro el 14% de los votos.

Actualmente, Camacho se encuentra en una prisión a 4.000 metros de altura, alejado de la ciudad. Desde su detención se produjeron protestas en todo el país, donde se pedía la liberación del mismo. En Santa Cruz, se han instalado bloqueos de caminos con la finalidad de que muchos de los alimentos que produce la región y que consume el resto del país no salgan del departamento.

Las protestas han derivado en varios destrozos a nivel nacional y también regional, por lo que ha habido varios detenidos
Las protestas han derivado en varios destrozos a nivel nacional y también regional, por lo que ha habido varios detenidos

Las protestas han derivado en varios destrozos a nivel nacional y también regional, por lo que ha habido varios detenidos. El día lunes se replicaron los enfrentamientos entre manifestantes, que utilizaron petardos y pirotecnia contra la policía, mientras que las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos.

El gobernador de la región boliviana de Santa Cruz, el opositor Luis Fernando Camacho.
El gobernador de la región boliviana de Santa Cruz, el opositor Luis Fernando Camacho

En Venezuela, Maduro encarcela a los opositores políticos sin juicio previo. En Nicaragua, Daniel Ortega, de igual manera encierra a los opositores a su gobierno. Ahora en Bolivia, Luis Arce, la mano derecha de Evo Morales, encerró a Luis Fernando Camacho, con total impunidad. ¿Qué harían en Argentina si el gobierno de turno encarcela a una figura de la oposición como Patricia Bullrich?.

Lo Más Importante

Tweet Del Día

Lo Más Leído

Tevero liberavisse
comprehensam nec.

Copyright 2023 © Data 24 - Todos los derechos reservados
Data 24.com.ar © Copyright 2023

Subscribe Now