El sábado pasado, 7 de junio, a partir de las denuncias de unos vecinos, en un procedimiento conjunto entre la Policía de Entre Ríos y la Municipalidad de Paraná, detectaron a un grupo de jóvenes reunidos en una quinta, en uno de los lugares más adinerados de la capital entrerriana, en la esquina de calle Gdor. Crespo y Echeverria.

Los vecinos habían denunciado que había música elevada y griterío, similar a una fiesta electrónica, y los jóvenes, alegaron que se trataba de una simple choripaneada.

En la provincia de Entre Ríos y en su capital, a la fecha de la reunión, aún se encontraba vigente la prohibición de reuniones sociales. Por lo que, para el caso de incumplimiento del aislamiento dispuesto en los Decretos de Aislamiento Preventivo Social Obligatorio, los funcionarios y las autoridades en general que hayan tomado conocimiento de alguna infracción a la medida, tienen el deber de radicar la denuncia penal por la posible comisión de los delitos previstos en los artículos 205 y 239 del Código Penal.

Juan Carlos Gemignani

La instrucción quedó en manos del Juez Federal Leandro Ríos y el Fiscal Carlos Escalada de la ciudad de Paraná.

Lo que nadie se anima a decir, es que la quinta pertenece al Juez Juan Carlos Gemignani de la Cámara de Casación Federal.

Este Juez de Paraná, ingresó a la Cámara de Casación Federal en noviembre de 2011, año en el que se renovó el máximo tribunal en materia penal del país con el ingreso de cuatro nuevos magistrados. Su padre, del mismo nombre, integró el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Santa Fe y formó parte del primer Consejo de la Magistratura creado luego de la Reforma Constitucional de 1994.

En esa choripaneada, estaba el hijo del Juez, y el mismo, se habría comunicado inmediatamente con la Ministra Rosario Romero para que en la prensa local, no se filtre que se trataba de su hijo y su quinta.

La historia cuenta que el Juez Juan Carlos Gemignani estaba casado en Mercedes Lescano, quien en el 2003, era concejal radical en la gestión de Sergio Varisco.

La relación de Varisco con Mercedes Lescano, se rumoreaba que era muy cercana, y lamentablemente el 20 de diciembre de 2003, un camión Scania atropelló el VW Gol que trasladaba a Varisco y Lescano. El triste final es el fallecimiento de Lescano.

Gemignani, según sus allegados juró venganza contra Sergio Varisco. En aquel momento, contrató al abogado Julio Federik y su asociado Leandro Ríos para que sean querellante en la causa por homicidio culposo contra Varisco. Pero, la causa terminó con una probation para Sergio Varisco.

Pasa el tiempo, y Leandro Ríos ingresa por concurso, al Juzgado Federal de Paraná, con competencia penal y electoral.

Leandro Ríos

En su momento, en la causa narcomunicipio, los defensores de Varisco lo recusaron a Leandro Ríos y este no se apartó, y la Cámara Federal de Paraná, avaló el criterio del Juez Ríos.

Políticamente, uno de los que bancó al Juez Ríos fue el mismísimo Gemignani y le puso a disposición todo el arco oficialista de aquel entonces. Señalan, que Gemignani habría tenido muy buenas relaciones con grupos de tarea de la AFI y principalmente con Marcelo D´alessio.

Es por ello, que en Paraná, conociendo la tan buena relación entre Ríos y Gemignani, es probable que su hijo y sus amigos, salgan impunes de esta causa.


SUSCRIBITE A DATA24.COM.AR

Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *