La concentración se dio en el cruce de las rutas 36 y C45, con el apoyo de la Mesa de Enlace provincial, la Sociedad Rural local y Cartez, que nuclea a asociaciones rurales de la tercera zona.

Productores agropecuarios de Córdoba se manifestaron este miércoles con un tractorazo y asamblea a la vera de la ruta en la zona de Altos Fierro.

La concentración se dio en el cruce de las rutas 36 y C45, con el apoyo de la Mesa de Enlace provincial, la Sociedad Rural local y Cartez, que nuclea a asociaciones rurales de la tercera zona.

«Todos unidos para un futuro mejor para todos. Más impuestos, menos producción. Decimos basta», remarcaron en las redes sociales.

Entre otros puntos, exigen eliminar retenciones e «impuestos abusivos» tanto a nivel nacional como provincial, terminar con las jubilaciones de privilegio y reducir el gasto público.

En ese sentido, consideraron que la suba de los derechos de exportación se impusieron «a través de una ley de emergencia donde son solidarios con los ingresos ajenos».

«El campo confió en que iba a haber diálogo, y la verdad que no ha sido fluido. Que le den un respiro al sistema productivo, no nos pueden exigir más presión fiscal. Están asfixiando a los productores, perjudicándolos, y a la vez se perjudica la producción de la materia prima de los alimentos», dijo Alejandro Buttiero, productor ligado a Coninagro.

Alejandro Dalmaso, otro productor, señaló que el sector suma en su reclamo «la falta de una política agropecuaria por parte de la nueva gestión». Agregó que para la protesta se está trabajando en conjunto con distintas entidades del campo, como sociedades rurales y Federación Agraria.

«Por la presión fiscal que tiene el sector nos están dejando fuera de la carrera a varios, sobre todo a los que estamos alejados del puerto. Los costos no nos dan y con menos producción no se va a poder sobrellevar una crisis. La plata de los políticos no nos llega a la producción«, señaló Dalmaso.

Buttiero remarcó que el sector apunta a que se baje la carga impositiva. Vale recordar que el Gobierno subió de 24,7 a 30% las retenciones a la soja y del 6,7 al 12% los derechos para el trigo y el maíz, entre otros productos.

«El pedido del sector agropecuario radica en bajar la presión fiscal. Necesitamos bajar ese 30% de las retenciones en la soja, que no son otra cosa que derechos de exportación. Ese porcentaje significa mucho para los productores, porque les corta la tecnología, genética para mejorar la productividad», dijo el productor.

«Queremos elevar el pedido, que el Gobierno resuelva esta preocupación del sector para poder producir por lo que significa para la Argentina. Producimos la materia prima, lo que va de la góndola al plato. No solo somos un país exportador, sino agroindustrial a la vez», precisó Buttiero.

En este contexto, Enzo Dalmaso, productor agropecuario autoconvocado, afirmó que «con este nivel de aumento de retenciones, sumado a la diferencia cambiaria, sumamos una doble retención camuflada».

Se quejó de que la clase política no hace su propio ajuste. «Los impuestos municipales, las retenciones y el cambio del dólar para los insumos no nos dejan márgenes de producción. Siempre en la clase política no son los que van a hacer el ajuste, sino que siempre ajustan a los que trabajan con más impuestos y esto hace que haya menos producción. La economía del campo se ve afectada. La clase política no es la que termina haciendo el esfuerzo«, sostuvo Dalmaso.


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *