«Iniciando febrero (cuando la pandemia del Covid-19 ya había estallado en China y Europa pero aún no se habían tomado medidas preventivas en la Argentina) el embajador de Taiwán en Argentina, Antonio Hsieh, se reunió con una epidemióloga del Ministerio de Salud para compartirle las medidas que se podían tomar para frenar el virus y transmitir también las advertencias de Taipei a la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el brote de coronavirus en China» expresó hoy Infobae.

Antonio Hsieh llevó dos informes a la reunión con la funcionaria del Ministerio de Salud y le detalló cada uno de estos documentos, pero nunca tuvo respuesta. Tampoco lo contactó la Cancillería o alguna otra dependencia del gobierno argentino para analizar la documentación entregada.

“Nosotros cumplimos en colaborar con la Argentina para informar sobre todas las medidas que habíamos tomado para frenar el coronavirus, ya que a ustedes los consideramos un país amigo. Y también cumplimos en advertir sobre los riesgos que tenía el coronavirus y que habíamos alertado en diciembre a la OMS”, explicó a Infobae el embajador Hsieh.

El encuentro del diplomático de Taiwán con la epidemióloga del Ministerio de Salud fue una reunión privada y extraoficial por un simple motivo: Argentina no reconoce a Taiwán como Estado independiente sino que habla de “una solo China”. Se trata de un estatus diplomático histórico de Argentina que trascendió todos los gobiernos y que no acepta la autonomía de Taiwán. La OMS tampoco reconoció hasta ahora a Taiwán como miembro de ese organismo por las mismas razones diplomáticas que tienen Argentina y muchos países del mundo sobre el estatus diplomático de los taiwaneses.

Hsieh no quiso revelar el nombre de la funcionaria de Salud con quien se reunió en febrero porque mantener el anonimato de esa funcionaria fue una de las condiciones que hubo para llevar adelante aquel encuentro. Es que el recelo de la dictadura China es muy fuerte al momento de que Argentina o cualquier otro país quiera entablar diálogo con Taipei. De hecho, nuestro país, como la mayoría, tiene una oficina comercial y no una embajada en Taiwán.

Pero más allá de esos detalles de la geopolítica mundial, el embajador de Taiwán nunca recibió una respuesta del gobierno argentino a sus informes. Hsieh aclaró que “el gobierno argentino está llevando adelante buena medidas de prevención para combatir el coronavirus y se da información transparente de lo que está ocurriendo aquí con la enfermedad”.

Desde el Ministerio de Salud no dieron respuesta alguna a las consultas que hizo Infobae sobre los informes entregados por la diplomacia taiwanesa en relación a las medidas contra el Covid-19 y las advertencias a la OMS en diciembre pasado. A partir de estas advertencias el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la semana pasada que dejará de transferir aportes financieros al organismo multilateral, una medida que objetó la Argentina junto con 28 países miembros de la Alianza por el Multilateralismo. El gobierno de Alberto Fernández se alineó así a la OMS y a China en la embestida de Estados Unidos por la crisis sanitaria mundial.

Según pudo saber Infobae, en el primer informe que entregó el embajador Hsieh al Ministerio de Salud se detallaba la alerta que en diciembre Taiwán entregó a la OMS. Allí sostenía que “China Continental notificó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que tenía 27 casos de una neumonía desconocida. Al mismo tiempo, el Centro de Comando Epidémico de Taiwán (CECC) notificó al Centro de Control de Enfermedades de China continental y a una dependencia de la OMS (Regulación Internacional de la Salud –IHR-) que esta enfermedad desconocida podía ser de transmisión de persona a persona, pero no fueron tenidas en cuenta”.

En ese mismo documento, Taiwán detalló que se habían ordenado de inmediato inspecciones de los pasajeros que llegaban en vuelos desde Wuhan. Todo esto ocurrió en diciembre, pero se dio a conocer recientemente cuando el titular de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus, acusó al gobierno de Taiwán de haber alentado a sus ciudadanos a desacreditarlo y desmintió haber recibido alertas de ese país. La presidente Tsai Ing-wen mostró los mails que se habían enviado a la OMS y lamentó las acusaciones de Tedros.

“Todo ese informe que se entregó a la OMS en diciembre fue derivado a todos los países amigos de Taiwán, incluido la Argentina”, dijo el embajador Hseih.

A la vez, el diplomático taiwanés detalló que el segundo informe que entregó al Ministerio de Salud en febrero pasado tenía un detalle completo de las medidas que había tomado Taiwán para mitigar el COVID-19.

Ese informe, al que tuvo acceso Infobae, hace un repaso detallado de todas las iniciativas que adoptaron las autoridades sanitarias de Taipei desde diciembre del 2019. Sobresalen las siguientes iniciativas para mitigar el coronavirus:

  • El 20 de enero Taiwán comenzó a exigir a todos los hospitales que realizaran las pruebas correspondientes y reportaran los casos. “Eso ayudó al gobierno a identificar a los infectados, rastrear a sus contactos y aislar a todos los involucrados, evitando que el virus se propague en la comunidad”, decía el documento.
  • El Ministro de Salud y Bienestar anunció la activación del Centro de Comando Epidémico Central (CECC).
  • Se prohíben los vuelos desde y hacia Wuhan y otras ciudades chinas a la vez que se impone el uso de la tecnología para la detección de casos (para realizar el monitoreo de la temperatura en los aeropuertos) y disponer las cuarentenas de 14 días a los pasajeros.
  • El gobierno taiwanés integró datos del seguro nacional de salud con datos de inmigración y aduanas, y desarrolló un programa que permitió a las personas reportar historias de viaje y síntomas de enfermedad escaneando un código QR cuando llegaran a Taiwán. Luego, los viajeros reciben un mensaje de texto con su estado de salud, lo que permite a los funcionarios de aduanas omitir pasajeros de bajo riesgo y centrarse en los pasajeros con un alto riesgo de infección por COVID-19.
  • Para un eficaz suministro de elementos de protección, se prohibió la exportación de barbijos, implementó un sistema de racionamiento y fijó el precio en solo 16 centavos cada uno de estos protectores.
  • Hubo una fuerte campaña de educación a la población con mensajes frecuentes de las autoridades sanitarias en la radio y la televisión.
  • Taiwán aprobó un nuevo sistema de racionamiento de mascarillas quirúrgicas. Y ya desde el 6 de febrero se les denegó la entrada a todos los ciudadanos chinos.
  • Se anunció el cierre temporal de sus fronteras a los residentes.
  • Se conformó una flota de taxis de prevención epidémica para transportar a ciudadanos en cuarentena.

Después de de ese informe que se entregó en los primeros días de febrero al Ministerio de Salud de la Argentina, el gobierno taiwanés tomó más medidas en lo que se conoció como “El modelo de Taiwán” para mitigar el COVID-19.

La isla de Taiwán está situada apenas a dos horas y media en avión de la provincia china de Wuhan, el mayor foco de contagio de donde los expertos dicen que surgió el coronavirus. Sin embargo, hasta ayer en Taiwán se había logrado aplanar sustancialmente la curva de infectados y hay 396 contagiados y 6 muertos sobre una población total de 25 millones de habitantes.


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *