Carta abierta a Gregorio Dalbón

Usted, Dalbón, en poco tiempo, no podrá salir a la calle sin que lo insulten. Es una verdad de Perogrullo. Ojalá pudiera entenderlo, pero la soberbia no se lo permite...
WhatsApp
Twitter
Facebook
Telegram

*Por: Christian Sanz

A usted, Dr. Gregorio Dalbón, tengo ganas de decirle algunas cosas. Hace tiempo quería hacerlo, desde los días en los que lucraba con los accidentes viales por televisión cual vergonzoso carancho, allá lejos y hace tiempo.

Usted, que no carece de soberbia y egocentrismo. Usted, que les hizo creer a los familiares de las víctimas de la tragedia de Once que le interesaba hacer justicia y que terminó demostrando que lo único que pretendía era hacer dinero a costa del dolor ajeno.

Usted es un caradura, Dalbón, y no tiene escrúpulo alguno. Maltrata a los periodistas porque le preguntan lo obvio: por qué decidió defender a Cristina Kirchner luego de haber jurado que jamás lo haría. ¿Por qué no lo explica en lugar de calentarse como un niño al que le han quitado una golosina?

Usted es una vergüenza, no solo como sujeto social, sino también en el mundo de los abogados. Su actuación ha sido tan cuestionada, que debieron echarlo de una audiencia por la tragedia de Once en septiembre de 2014.

Usted tuvo “una actitud provocativa, irrespetuosa y desafiante” durante las audiencias y “un errático comportamiento procesal que entorpece el juicio”, según el Tribunal Oral Federal N° 2, el mismo cuerpo que decidió pegarle una patada en el tujes.

Usted parece olvidar que fue denunciado ante el INADI por decirle “zorra” a una abogada y hablar de “fisuras anales” de otra letrada. Peor aún: se animó a tratar de “mentirosa” y “maleducada” a María Luján, madre de Lucas Menghini Rey, una de las víctimas de la tragedia.

Usted, Dalbón, no resiste el mínimo archivo. Se contradice a cada paso, y se enoja cuando se lo hacen notar, siempre con esa sonrisa de hiena, insoportable y altanera.

Usted solo sabe amenazar a los periodistas que dicen una verdad irrefutable, que jamás podrá tapar con un dedo: que Cristina es “chorra”. ¿Por qué no sale ahora mismo a la calle y le pregunta a la gente qué piensa al respecto? Le apuesto el dinero que no tengo a que la mayoría le va a decir eso mismo: que la expresidenta hizo su fortuna saqueando las arcas públicas.

Usted defiende a gente de esa calaña, está claro Dalbón, es el lugar que eligió ocupar en esta vida. Poco le importa la justicia, solo llenarse los bolsillos de dinero contante y sonante. Debo admitir que lo hace bien, tiene un gran talento para defender a los corruptos.

Usted va a terminar mal, se lo anticipo, porque nadie que anda por la vida amenazando y prepoteando termina bien. No es una amenaza, apenas un augurio.

Usted, Dalbón, en poco tiempo, no podrá salir a la calle sin que lo insulten. Es una verdad de Perogrullo. Ojalá pudiera entenderlo, pero la soberbia no se lo permite.

Finalmente, a usted, que le gusta refregar sus supuestos conocimientos de derecho por aquí y por allá, solo me resta recordarle algo que decía mi abuela: cualquiera puede ser un “doctor”, pero no cualquiera puede ser un “señor”.

*Fuente: Periódico Tribuna de Periodistas


[cm_ad_changer campaign_id=”2″]

Seguí leyendo

Tweet del día

Lo más leído

El Tweet del día

Te contamos lo que ningún medio te cuenta
Data24 se propone llevar la noticia de una nueva manera a los lectores. Te mostramos lo que ningún medio te cuenta de lo que sucede en Argentina y el mundo. Una nueva manera de entender la información.
DATA24 2022 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Te contamos lo que ningún medio te cuenta

Data24 se propone llevar la noticia de una nueva manera a los lectores. Te mostramos lo que ningún medio te cuenta de lo que sucede en Argentina y el mundo. Una nueva manera de entender la información.

DATA24 2022 © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS