A 52 días de la asunción de la subsecretaria de Comercio Interior, Débora Giorgi, el presidente, Alberto Fernández, no firmó su nombramiento por presiones del ministro de Producción, Matías Kulfas.

Desde el oficialismo explicaron a La Política Online que la firma del decreto nunca apareció, esto quiere decir que no fue nombrada de manera oficial. De esta manera, Giorgi “se cansó y acordamos que se fuera”.

Otra fuente aclaró a La Nación que “fue una decisión del presidente. No renunció porque nunca fue designada y no fue designada por decisión del Presidente”.

Mientras tanto, desde el entorno de Giorgi explican que “Giorgi vino a trabajar y a integrar el equipo con el objetivo de desarrollar y consolidar una política de precios sustentable. Lo cierto es que a 52 días de haber asumido el decreto presidencial con su designación no fue firmado, entendemos que por presión de Kulfas. Se cansó y acordamos que se fuera”.