El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, fue certero con sus declaraciones: «No tengo dudas que todas las acusaciones son falsas. Macri la persiguió políticamente. Tengo plena confianza en nuestra vicepresidenta».

Siguiendo la línea del amedrentamiento hacia el Poder Judicial por parte del oficialismo, Cafiero aprovechó para criticar al procurador Eduardo Casal.

Las declaraciones del ministro se desencadenan tras el desarrollo de una causa que investiga a ex funcionarios macristas por presunto espionaje contra agentes del oficialismo actual. «Nosotros consideramos que lo que ha existido en la Argentina es una maquinaria de persecución política entre el Poder Judicial y los servicios de inteligencia. Lo que hicimos fue actuar sobre eso y modificar la Ley. Todavía siguen existiendo reformas que hay que hacer», agregó Cafiero.


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *