En Santa Cruz la corrupción y la censura a los medios periodísticos opositores e independientes es un mal que florece en la Casa de Gobierno provincial. Si el sistema es corrupto, si la gobernadora es corrupta y la Justicia también, ¿Qué nos hace pensar que las víctimas obtendrán justicia?

Como ocurre en las provincias oficialistas, cuando la información afecta a altos mandos de la política, el sistema judicial y todas las herramientas disponibles de la gobernación son destinadas a silenciar a los medios de comunicación opositores para ocultar la verdad.

La justicia santacruceña ha tomado una decisión sin precedentes e ilegal, un fallo en el que se le prohíbe a todos los medios de la provincia publicar o difundir cualquier información referida al acusado o a la víctima, es decir, completa y total censura periodística.

La fundación Libertad de Expresión + Democracia (LED), fue quien público que «la Justicia de la provincia de Santa Cruz que, mediante un oficio, notificó a distintos medios provinciales la prohibición de publicar información en una causa vinculada al vicegobernador Eugenio Quiroga que tramita en la justicia de familia».

La escandalosa resolución judicial fue tomada por la doctora María Florencia Olivera, quien prohíbe «toda publicidad, divulgación y/o difusión de las circunstancias de hecho” de la causa. Lo curioso es que al leer el oficio se puede notar que la justicia omitió, por error o a propósito, referirse a la causa que prohíbe a los medios locales comentar, lo cual dificulta su cumplimiento.

Desde Data24 pudimos confirmar que la denuncia se encuentra radicada en el Juzgado Nro. 2 de Caleta Olivia y que la presunta víctima de violación sería la hija menor transgénero del vicegobernador, quien además es padre de tres hijos más.

Los santacruceños no confían en la Justicia, por ende, tampoco confían en el Estado. Y esto es extremadamente peligroso, ya que la confianza de los ciudadanos es la piedra angular de todo gobernante democrático, democracia que cada vez se vive menos en la provincia de los Kirchner.