Mientras en los medios sonó fuerte la iniciativa que tomará el Gobierno, pasó desapercibida la causa. Las cifras son las oficiales, provienen del Ministerio de Educación de esa provincia y fueron confirmadas por el ministro, Matías Cánepa: “Hoy el grado de deserción en el nivel secundario es del 50%”.

En ese marco de crisis educativa, que afecta a todo el país, el Ministerio de Educación destinará $5 mil millones para buscar a todos las alumnas y alumnos que abandonaron la escuela o hayan visto interrumpido su trayectorias por efectos de la cuarentena.

Tras la derrota electoral, la vicepresidente Kirchner impuso un cambio de Gabinete. En este sentido, el flamante ministro de Educación nacional, Jaime Perczyk, pidió la presencialidad plena en todo el país. Y mencionado fondo, fue decidido en la 111° asamblea del Consejo Federal de Educación, donde se encontraron todos los ministros provinciales de esa área.

En cada provincia se procurará identificar y buscar a los estudiantes en esta situación y darán los contenidos educativos faltantes de acuerdo a la realidad de cada alumno.

Las cifras oficiales, presentadas en el marco del programa “Acompañar-Puentes de Igualdad”, anuncian que 1.800.000 alumnos abandonaron la escuela o presentaron dificultadas con su proceso de aprendizaje durante la cuarentena. De ese total, el 54% pertenece al nivel secundario (1.014.414s); el 40%, al nivel primario (751.446); y el 6%, al nivel inicial (104.746).