Sensación Electoral
Últimas entradas de Sensación Electoral (ver todo)

Crecen las internas y se acercan las definiciones

Hace ya tres semanas que María Eugenia Vidal y Elisa Carrió se reunieron y pensaron el operativo para frenar el avance de Patricia Bullrich en la interna de Juntos por el Cambio. Ambas acordaron que deben potenciar la «vía de moderación» dentro del espacio «opositor» y contrarrestar el sector más duro de la coalición opositora.

¿Carrió genera grieta? Entre su discurso de unidad observamos que fogonea la «pelea» entre Vidal y Bullrich por encabezar una lista en Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Carrió aseguró que «no volvería a apoyar a Mauricio Macri para presidente». Pareciera que estaría jugado políticamente con Cristian Ritondo y Sergio Massa en Provincia.

Vidal a Ciudad

La vuelta de la exgobernadora volvió a tensar el vínculo entre Larreta y Macri. El expresidente quería que Vidal lidere la boleta en la Provincia y que Bullrich encabece la nómina en Ciudad. Recientemente, Vidal expresó que no irá formalmente por Provincia de Buenos Aires y que su intención es «tirarse de cabeza» a la Ciudad.

Larreta no es antikirchnerista, como tampoco lo es Vidal. Tienen otra mirada. Hace unos días estuvieron los dos en un evento junto con La Territorial (compuesta por exintendentes y dirigentes de municipios en los que gobierna el peronismo). Fue una reunión con aires de reclutamiento directo para ganar volumen de cara a sus aspiraciones electorales en 2023.

Larreta quiere jubilar a Macri

Macri no es fácilmente sustituible, es un expresidente que lo conocen en todo el país e identificado con un conjunto de ideas y valores, además aún tiene un núcleo duro de votantes.

Desde el larretismo sigue de cerca los movimientos de Macri, mientras Larreta teje su armado nacional para la candidatura presidencial que buscará disputar en 2023, aunque esas definiciones deprenderán del resultado que obtenga Juntos por el Cambio en las legislativas de este año.

Macri admite alianzas con peronistas que están a la derecha del excandidato a vicepresidente, Miguel Pichetto. Por el contrario, Larreta esta dispuesto a seducir a otras adyacencias conservadoras del peronismo.

Los vínculos de Larreta con Frigerio, Lousteau, Javkin, entre otros. Es parte de la apuesta que hace toda la dirigencia que se referencia en el extitular de la Cámara baja, Emilio Monzó, ahora empeñado en construir su espacio bonaerense. De ahí los lazos con los sectores conservadores del peronismo y un contacto recurrente con el exministro de CFK, Florencio Randazzo.

Se «reposiciona» la UCR

La interna de Juntos por el Cambio no deja de profundizarse. El gobernador Gerardo Morales declaró que no está de acuerdo con muchas actitudes y afirmaciones de Patricia Bullrich, ni tampoco con «algunas decisiones» de Larreta.

«Seguimos siendo furgón de cola, cumpliendo las órdenes del Pro», sentenció el gobernador, exigió además que es necesario que el radicalismo deje de «hacerle juego al Pro» a nivel nacional. Además señaló que es necesario que el partido tenga candidato a presidente en las próximas PASO.

La UCR aún no logra conciliar posturas ni definir un conductor nacional. Se acerca el cierre de listas para las legislativas, y su principal «debilidad» sale a la luz: no consiguen generar candidatos «fuertes». Así como el Pro se preocupa por Vidal, la UCR lo hace por Manes, cuya candidatura a diputado apunta a ser una de las más conversada.

Sus intenciones son las de ser candidato a presidente en 2032 y considera que postularse en las elecciones de este año no son favorables para la oposición, y podrían complicar ese objetivo. Pero los radicales no se dan por vencidos y quieren a un candidato taquillero que llegue a públicos a los que los políticos tradicionales no lo hacen.

En el universo radical se presentan múltiples proyectos presidenciales. Alfredo Cornejo, Mario Negri y Gerardo Morales, ya se anotaron en la carrera por la sucesión de la presidencia.

En la UCR aún no hay una postura unificada sobre si deben forzar una interna o consensuar listas. Hasta ahora miran con muchas preocupación la falta de coordinación en el armado bonaerense de Juntos por el Cambio. Y las diferencias entre el Pro y la UCR se profundizaron por la intención de los radicales de liderar con candidatos propios las listas de la coalición para las legislativas.