La titular del comedor Los Piletones, Margarita Barrientos, expresó hoy su preocupación ante la falta de apoyo y abastecimiento por la que tuvo que cerrar dos comedores. “Me cuesta mucho mantenerlos. En Santiago del Estero hace nueve meses que no tengo ayuda”, manifestó en diálogo con Radio Mitre.

A la falta de fondos, la dirigente social agregó que cada vez se acercan más familias a buscar un plato de comida a alguno de sus comedores donde ya alimentan a más de 7000 personas: “Se acrecentó mucho la demanda de gente que viene, todos los días incorporamos una o dos familias”, destacó. Y agregó: “Muchos vienen por primera vez a pedir ayuda, no solamente de comida”.

“En Santiago del Estero hace nueve meses que no tengo ayuda. Tuve que cerrar un comedor por falta de ayuda por que no podía abastecerlo“, señaló al manifestar también su preocupación por el futuro del hogar de abuelos que dirige en aquella provincia: “El hogar de abuelas lo abastezco de aquí. Se me está complicando mucho porque no puedo mandar camiones para allá”, indicó.

“Lo que más necesito es que me ayuden para no cerrar ningún comedor más” señaló tristemente, la referente social.