El sector ganadero “gana cuando a la Argentina le va bien y cuando le va mal”, pero es incapaz “de relegar un poquito de sus ganancias exorbitantes en pos del consumo del pueblo”, señaló el secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado provincia de Buenos Aires y de la CTA Autónoma Bonaerense, Oscar de Isasi.

Las delirantes declaraciones del sindicalista se dieron el pasado miércoles. Y además, agregó más pimienta comunista a su discurso al señalar que las medidas impuestas por el Gobierno deben apuntar “a la redistribución de la riqueza en el país”.

En clara enemistad contra el principal sector productivo de Argentina, señaló que el sector “no ha acomodado los precios al bolsillo de los y las trabajadoras, es decir, del mercado interno”, y señaló que “por esto, se hace imprescindible terminar con las ganancias exuberantes“.

“Hay un contexto favorable y de necesidad para avanzar en la puja re-distributiva, donde se ponen de manifiesto más que nunca a nivel mundial las limitaciones del neoliberalismo para atender la falta de trabajo, la alimentación, la salud, entre otros derechos básicos”, disparó el líder piquetero.