Sensación Electoral

La paz alcanzada entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich está en peligro. El sector de la jefa del PRO habla de “acuerdos incumplidos” en las negociaciones que se están manteniendo para confeccionar las listas de candidatos y amenaza con tomar una drástica decisión si para esta medianoche no le garantizan que se respetará lo acordado entre ambas fracciones del PRO.

El inesperado conflicto obligó a que el jefe de Gobierno y la ex ministra de Seguridad piloteen en estas horas las tratativas para tratar de encarrilar la explosiva situación: el problema se originó porque el larretismo está intentando de sumar a otros sectores en las listas (como el radical Gustavo Posse en Provincia de Buenos Aires y un dirigente de la UCR disidente en Capital) para alcanzar la unidad interna que busca Rodríguez Larreta y eso obliga a reacomodamientos de los lugares en las nóminas que están causando un enorme malestar.

“No tenemos problema en que sumen gente a la listas, pero nosotros pagamos en efectivo y por anticipado con el gesto de Patricia, y no podemos ser la variable de ajuste de todo lo que quieren hacer”, afirmaron en el entorno de Bullrich. Y advirtieron: “Si finalizado el día de hoy no tenemos garantías suficientes, se rompe el acuerdo. No podemos permitir que nuestros votantes no estén representados en las listas porque significa que ese voto se va a fugar y le va a hacer un daño al PRO”.

Allegados a Rodríguez Larreta admitieron a Infobae que “algo se está complicando” en la negociación con Bullrich, aunque relativizaron que la situación pueda derivar en una ruptura: “Son sólo las tensiones propias de la última milla antes de presentar las listas”.