Los diputados nacionales de Frente de Izquierda Romina Del Plá y Nicolás Del Caño presentaron un proyecto para crear un impuesto extraordinario sobre los patrimonios que superen los $100 millones, a fin de «atender la situación laboral y sanitaria generada por la pandemia de coronavirus».

La iniciativa promovida desde la izquierda establece que este gravamen se aplicará sobre la «gran propiedad de la tierra, a las ganancias bancarias y viviendas ociosas» para formar un fondo especial de emergencia destinado a «financiar todas las acciones necesarias en materia sanitaria, económica y social para mitigar las consecuencias» de la actual emergencia sanitaria.

La iniciativa, a cuyo contenido accedió Télam, establece una alícuota progresiva del 5% al 15% para las personas o sucesiones indivisas cuyo patrimonio total supere el valor de $100 millones al 31 de diciembre de 2019.

En ese sentido, el proyecto establece que se deberá pagar un 5% sobre el excedente del valor patrimonial total de 100 millones de pesos, hasta 600 millones.

Esta alicuota se elevará al 7,5% entre $600 millones y los $3.000 millones y del 10% cuando superen esa cifra y hasta $50.000 mil millones, y por encima de ese monto, la tasa se elevara al 15%.

Además, se fija que la tasa progresiva «se duplicará respecto al valor total de activos que no hayan sido declarados ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y se hayan detectado por esta última en situación de evasión o subdeclaración».

También se impulsa la creación de un “Impuesto Especial a la Gran Propiedad de la Tierra” por lo cual los propietarios de mas de 5.000 hectáreas o cuyo valor catastral total sea superior a $600 millones deberán pagar un tributo de 5%.

Del Plá dijo que el proyecto de la izquierda busca «defender realmente a la mayoría de la población afectada por suspensiones, rebajas salariales y despidos masivos».

«Hay 12 millones de personas sin ingresos o con ingresos de indigencia, de los cuales 8 millones recibirán sólo $10 mil como paliativo que abarca los meses de marzo, abril y mayo. Junto al no pago de la deuda, tanto en pesos como en dólares, este proyecto de impuestos a las grandes rentas y fortunas se propone adicionar U$S15.000 millones para atender la emergencia de la pandemia», agregó la legisladora que milita en el Partido Obrero.

En ese sentido, del Pla dijo que «las 20 personas con mayores patrimonios del país concentraron el 13% del PBI», argumentó siguiendo el típico y delirante razonamiento izquierdista.

«En el caso de los bancos, tuvieron ganancias récord en los últimos diez años. Las empresas mineras, petroleras y los laboratorios acumularon ganancias enormes», completaron…


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *