«Es claro que hemos entrado en una recesión peor que la de 2009», sentenció la titular del FMI, Kristalina Georgieva, para quien en el mejor de los casos la caída del nivel de actividad en 2020 será igual a la crisis de las subprime de hace 11 años.

La economista búlgara trazó un panorama muy complicado en una conferencia de prensa virtual y dijo que el Fondo recibió pedidos de ayuda de 50 países de bajos ingresos y de 31 países en vías de desarrollo. «Nunca habíamos tenido tantas solicitudes al mismo tiempo», destacó.

Ángel Gurría

Un análisis similar hizo el titular de la OCDE, Ángel Gurría al estimar una contracción del 1,5% del PBI mundial y proponer un «Plan Marshall a escala planetaria».

Según la líder del organismo internacional, para paliar la crisis económica originada por el coronavirus serán necesaria la inyección de una enorme cantidad de fondos por parte de los países del G20, a quienes solicitó elevar sus aportes a fin de duplicar la capacidad de financiamiento de emergencia.

«Debemos actuar acorde a la magnitud del desafío. Para nosotros en el FMI significa trabajar con ustedes para fortalecer aún más nuestra respuesta a la crisis. Nuestra estimación actual para las necesidades financieras generales de los mercados emergentes es de 2,5 billones de dólares«, dijo.

En ese sentido, celebró el paquete económico de 2,2 billones de dólares lanzado por Trump y pidió el apoyo del resto de los países para aumentar la liquidez global a fin de «aliviar la carga de la deuda de nuestro miembros más pobres en tiempos de recesión».

De acuerdo a sus cálculos, la mayoría de los países emergentes sufrieron una «fuga de capitales» mayor a los 83.000 millones de dólares en las últimas semanas y al tener una elevada carga de deuda, no tendrán los recursos suficientes para enfrentar la pandemia.

*Fuente: La Política Online


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *