El jefe de los metrodelegados, Roberto Pianelli, se pronunció en contra de que el subte sea habilitado para los estudiantes de la ciudad de Buenos Aires, luego de que el gobierno porteño confirmara el retorno de las clases presenciales a partir del 17 de febrero.

“Habilitar el subte en medio de la segunda ola (de coronavirus) sería criminal”, advirtió el dirigente sindical, que dijo estar esperando que las autoridades competentes “no tomen la decisión de habilitar a todo el mundo” la posibilidad de viajar en subte.

En este sentido, Pianelli planteó durante una entrevista radial que “los alumnos no podrían viajar en trasporte porque no son esenciales” y resaltó: “Si permitís que los alumnos viajen en subte, se acabó el subte para esenciales. La demanda del subte la conocemos. Si lo habilitás, va repleto”. “En las horas de ingreso y egreso de chicos al colegio, viajan muchísimos alumnos” recordó, por lo que – a su criterio- “el comienzo de clases es un delirio”.

“En Europa, los colegios fueron la vía de contagio para la segunda ola. Después son los chicos que llevan el virus a la casa”, determinó para concluir recalcando: “El transporte público hoy está habilitado sólo para trabajadores esenciales”.

El regreso a la presencialidad en CABA

En medio de un debate caliente, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta brindó detalles sobre el retorno a las clases presenciales.

En conferencia de prensa, Larreta resaltó que “el 2021 no puede ser igual al 2020 en términos educativos” y apuntó a la “evidencia” y la “necesidad” de que los chicos “vayan a las clases con sus docentes y compañeros” a partir del próximo 17 de febrero.

Además, el alcalde afirmó que “las clases presenciales son un derecho” y agradeció a la comunidad educativa “por el esfuerzo” hecho durante 2020.

Por último, Larreta destacó el “rol” de los estudiantes y el “acompañamiento de las familias”. “Hoy la situación sanitaria nos permite proyectar el inicio de clases para el 17 de febrero”, expresó, y prometió que van a llevar “tranquilidad” a los chicos y docentes que son factores de riesgo.

*Fuente: Periodismo y Punto