El dólar MEP y el “contado con liqui” se dispararon este lunes y marcaron un nuevo récord histórico al superar los $ 100, tal como había anticipado la mayoría de los economistas que advirtieron sobre las consecuencias de una aceleración de la emisión monetaria.

En la última rueda del miércoles, el dólar MEP y el contado con liquidación dieron la nota al mostrar avances de hasta un 5%, y este lunes las subas volvieron a repetirse en mayor grado.

El “contado con liqui” subía este mediodía un 6% y se negociaba por encima de los $ 100, y lo mismo ocurría con el “dólar bolsa” o MEP.

La emisión monetaria de las últimas semanas se hizo sentir en el precio de la divisa. En marzo se encendió la máquina de imprimir dinero como pocas veces en la historia, y la base monetaria aumentó un 33% (cerca de $600.000 millones). Si tomamos los primeros días de abril, ese aumento acumulado ya supera el 40%.

La otra causa de la mayor demanda de dólares son las bajas tasas de interés que ofrecen los bancos privados por plazos fijos. El Banco Nación paga 20% anual por sucursal y 24% por canal electrónico. Al tener en cuenta la inflación esperada para 2020, se trata de tasas negativas que vuelven tentador al dólar como opción de inversión.