Cortiñas manifestó su disgusto con los dichos del presidente en Campo de Mayo cuando, junto al ministro de Defensa, Agustín Rossi, le dio la despedida a un nuevo contingente de Cascos Azules que durante seis meses cumplirá funciones en la Fuerza de las Naciones Unidas para el Mantenimiento de la Paz en Chipre (UNFICYP).

“Hoy se van 228 soldados a Chipre y es un día importante. También es un día especial porque procedemos a la renovación de quienes han estado al mando de nuestras Fuerzas Armadas, que hoy están totalmente integradas a la sociedad argentina. Quiero darles la bienvenida a los nuevos jefes y manifestar mi alegría por el hecho de que hoy todos los oficiales y suboficiales son hombres de la democracia, egresaron de sus escuelas en democracia y esto amerita que de una vez por todas demos vuelta la página y celebremos”, aseguró el mandatario en Campo de Mayo

En diálogo con La Retaguardia FM, Cortiñas aseguró que el presidente tuvo “un gesto negacionista”.

“Yo lamento y rechazo totalmente todas las expresiones del presidente. No tenía ninguna necesidad de expresarse así, por obligación, por eso pienso que es un negacionista y lo lamento mucho. Según él, tenemos que dar vuelta la hoja y dar por muertos para siempre a nuestros detenidos/desaparecidos, cuando costó más de 40 años la lucha. Yo creo que como nunca el señor presidente participó en ninguna actividad en defensa de los derechos humanos, desde luego será un buen abogado laboralista, pero nunca lo hemos visto ni hemos compartido ninguna actividad en defensa de los derechos humanos. Además, no tenía ninguna necesidad de dar esas expresiones en el acto con los militares que lo muestran a cara descubierta”, aseguró.

Visiblemente indignada, Nora continuó con su descargo y habló en nombre de todas las Madres de Plaza de Mayo: “No podemos aceptar dar vuelta la hoja ni cerrar la exigencia de que se abran los archivos y que nos digan qué pasó con todos y cada uno de los detenidos/desaparecidos. Y que los jueces, en lugar de pelearse por un salario, abran también los archivos y digan a quienes entregaron con falsas adopciones a los bebés de las embarazadas y cautivas durante el Terrorismo de Estado. Hay mucho todavía y el presidente quiere dar todo cerrado y quedarnos en nuestra casa a rezar y llorar y no molestar. Lamento mucho y repudio. Hay que seguir andando porque nadie puede quedar en silencio ante estas declaraciones”, sostuvo.

Consultada acerca de si aceptaría unas disculpas de parte del primer mandatario, Cortiñas aseguró que Fernández tendría que hacer una rectificación pública. “Quiero agregar que no hay posibilidad de reconciliación con los genocidas. Acá hubo genocidio y no tiene más reparación que la justicia. Además, quiero decir que cuando le dan la libertad a los genocidas como si eso borrara que están desaparecidos los desaparecidos que ellos desaparecieron… No vamos a dar por cerrada ninguna causa. El gobierno podrá seguir el camino que decida pero nosotros esto no lo vamos a aceptar jamás. Nunca bajaremos los brazos”, cerró.

Luego de sus declaraciones, Cortiñas fue repudiada por Hebe de Bonafini y Estela de Carlotto… consideraron que “le da de comer al enemigo”. Nosotros somos muy mayores, a veces hablamos de más”, disparó Carlotto. Por otro lado, Hebe de Bonafini manifestó que es “una injusticia” el cuestionamiento que hizo Cortiñas, a quien le pidió “ser coherente”.

Poco después, Cortiñas dio marcha atrás con sus críticas y le pidió disculpas al presidente por haberle llamado “negacionista”. “Desde luego que quizás fue duro el término y no lo volvería a utilizar, estamos todos un poco sensibles”, aseguró en diálogo con radio La Red. “El Presidente se ofreció a que cuando él se equivocara lo digamos”, se justificó Cortiñas.