El fiscal general de Neuquén, José Gerez, calificó este martes como “un hecho aberrante” el crimen a golpes de un niño de dos años en esa ciudad y adelantó que durante la audiencia de acusación el Ministerio Público formulará cargos por homicidio y abuso contra el padrastro de la víctima, que está detenido.

Otro caso inhumano, otro ataque hacia un niño. Esta vez, la víctima de dos años ingresó inconsciente al hospital Dr. Horacio Heller en la ciudad de Neuquén donde posteriormente falleció. La autopsia confirmó que la víctima fue abusado sexualmente y asesinado a golpes.

Por el crimen está detenido el padrastro de la criatura, mientras que sus hermanos, un bebé y dos niños de 4 y 5 años, quedaron bajo la custodia de su abuela materna.

El resultado del examen realizado por el cuerpo médico forense arrojó lo peor. El niño, quien fue llevado al nosocomio por su padrastro luego de dejarlo inconsciente, había sido víctima de abuso sexual y la causa de muerte fue debido a diversos traumatismos en todo el cuerpo.

El aberrante hecho ocurrió este lunes cuando el padrastro del nene llega a la guardia del hospital pidiendo ayuda con el niño inconsciente y con claros signos de violencia en su cuerpo. Pese a los intentos de reanimarlo, la víctima falleció.
En este contexto, los médicos dieron aviso a las autoridades de salud y a la Justicia.
El caso quedó en manos del fiscal Andrés Azar, que ordenó un operativo en la vivienda que habitaba la víctima en el barrio 7 de Mayo.

“El hombre quedaba al cuidado de los chicos cuando la madre se iba a trabajar” mencionó una mujer al periódico local, mientras que los vecinos no dudaron en señalar al padrastro como el autor del crimen, también, increparon a la madre de la víctima aludiendo que “Ni una lágrima se le cae por su bebe muerto” mientras que otra mujer le gritó “de acá se van a ir, el barrio los va a sacar”.