El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, reinvindicó el esfuerzo que hizo el Estado uruguayo al recortar un 20% del salario a la cúpula política y de todo aquel funcionario público que ganara más de 1900 dólares. “Si nosotros en la pandemia castigamos al emprende, al que produce, al que innova o al que comercia ese va a quedar en la vera del camino”, señaló el mandatario.

“En un momento tuvimos una presión muy fuerte de que había que generar más tributos al patrimonio a la gente que tiene emprendimientos mayores y yo me negué rotundamente ¿Por qué? Porque son los que están empujando y van a empujar la salida del país”, sostuvo. Y en ese sentido, agregó: “Por eso hicimos una jugada muy fuerte al recortar un 20% del salario al presidente de la república, a sus ministros a senadores a diputados y a todos los funcionarios públicos que ganaran más de 1900 dólares”.

Lacalle Pou resaltó que con la medida lo que se buscó es dar una señal clara de que era el Estado el que debía dar el ejemplo.“No es el Estado el que saca adelante a la población, sino el particular, el que prende los motores”.

En tanto, Uruguay registró ayer 17 nuevos casos de coronavirus, todos ellos en el departamento oriental Treinta y Tres, donde sumaban 43 las personas infectadas desde que el viernes pasado se registrara allí el primer contagio. Y el presidente uruguayo calificó como un “retroceso” al nuevo brote.

El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) afirmó que ya estaban identificadas todas las personas que estuvieron en contacto con los nuevos infectados en los últimos días y que se mantenía un “estricto seguimiento epidemiológico” sobre ellas, según el diario El Observador.

“El caso de Treinta y Tres nos sirve para todo el país; estuvimos festejando cero casos, estuvimos festejando un caso, pero resulta que de un día para otro tenemos 18, lo cual nos da la clara señal de que esto no está ganado, que esto no está ni cerca”, advirtió el mandatario.

*Fuente: La Nación