“No estoy dispuesto a que en nuestra asunción esté el dictador Maduro”, dijo tajante el presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y adelantó que tampoco invitará a representantes de Nicaragua y Cuba al acto que será el 1 de marzo.

“Es una decisión personal, de la cual me hago cargo. Esto no es Cancillería, esto no es protocolo, esta es mi persona que tomó esta decisión”, agregó el protagonista en diálogo con Radio Universal.

Al decir que se trata de una “decisión personal”, Lacalle Pou quiso dejar en claro que la relación comercial entre su país y Venezuela no se verá afectada, aunque reconoció que actualmente ya está “bastante complicada”.

A pesar de ser una decisión del presidente electo, el acto de investidura se organiza en conjunto con la actual gestión, de Tabaré Vázquez, por lo que ambos deben estar de acuerdo en la “lista de invitados”, o bien alguno de los dos debe ceder.

Mientras, quien será ministro de Exteriores de Lacalle Pou, Ernesto Talvi, ya anticipó que su gobierno reconocerá como “presidente legítimo” de Venezuela a Juan Guaidó, lo que marca una diferencia con sus antecesores del Frente Amplio, que respaldan al chavismo.


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *