Cualquier ciudadano de la provincia de Buenos Aires podría asumir, con causa justa, que la ministra de Comunicación Pública boanerense debiera conocer al detalle el mapa de los medios de comunicación más relevantes del territorio bonaerense. Sin embargo, en un gobierno plagado de porteños, nada de esto ocurre en la administración de Jésica Rey, que deberá pagar 2 millones de pesos para que alguien se lo enseñe.

En momentos en que la provincia está atravesando una de las crisis económicas más severas de las últimas décadas, pareciera necesario gastar una suma millonaria de las arcas públicas para explicarle a un ministro una de las facetas más básicas de su empleo.

Así se desprende del proceso de compra número 484-0420-PAB21, a través del cual la subsecretaría de Coordinación de Medios del ministerio de Comunicación Pública que conduce Rey contratará un servicio de medición de audiencias en sitios web.

Por el servicio, la cartera bonaerense presentó un presupuesto de 2.221.640 pesos. El mismo tendrá una periodicidad de diez meses, a un costo promedio de 222 mil pesos mensuales. Además, deberá simular campañas publicitarias en diversos medios de comunicación virtuales.

De acuerdo a fuentes del propio ministerio, “esto se hace para que la ministra sepa qué medios se acoplan mejor a las necesidades de la cartera, de forma tal que pueda decidir a quiénes se los beneficia con pauta oficial y en qué medida”. En pocas palabras, se gastará más de 2 millones de pesos durante diez meses para explicarle a Jésica Rey cuáles medios de comunicación son más leídos y cómo debe dividir el dinero de los bonaerenses. Aunque, claro está, al final de cuentas, la mayor parte de los fondos sea destinado a medios kirchneristas.

*Fuente: REALPOLITIK