Fixer llevó a cabo un relevamiento para conocer cómo está la imagen de los políticos argentinos tras las últimas elecciones, donde se destaca que los representantes del gobierno actual tienen una muy mala imagen ante el pueblo, contrario a lo que pasa con integrantes de la oposición.

Según ese informe, tanto el presidente de la nación Alberto Fernández, como la vicepresidenta Cristina Kirchner levantaron un poco su imagen, sin embargo, sus números siguen siendo malos: Alberto tiene una imagen neta de – 40% y Cristina de – 37%.

Se llega a estos números, teniendo en cuenta los puntos de imagen positivos y de imagen negativa, en el caso del Presidente, tiene 23 puntos de imagen positiva y 63 de imagen negativa, por su parte Cristina, tiene 28 puntos de imagen positiva y 65 de imagen negativas.

Máximo Kirchner tiene un porcentaje neto de -43% y es uno de los dirigentes peor ubicados junto al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof imagen neta de -34% y el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa con -42% de imagen neta.

Ahora bien, entre los primeros lugares de imagen positiva, se encuentra referentes de Juntos X el cambio. Rogelio Frigerio, diputado electo por Entre Ríos y exministro del Interior, tiene una imagen neta de 15%, a partir de una valoración positiva de 39 y una negativa de 25.

Detrás aparece Facundo Manes quien tiene una imagen neta de 14 puntos, Diego Santilli y Patricia Bullrich ambos con 12% de imagen neta y quien aparece también entre los mejores posicionados es el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta con 8% de imagen neta.