El gobierno bonaerense puso como plazo el 3 de febrero para que los tenedores del bono con vencimiento en 2021 otorguen consentimiento a diferir el pago de capital al 1 de mayo.

 

La Provincia de Buenos Aires anunció a los tenedores de sus bonos USD 750M 10.875% con vencimiento en 2021 que ha extendido hasta las 17 pm (horario de Bruselas/Luxemburgo) del 3 de febrero de 2020 el plazo para otorgar su consentimiento a diferir el vencimiento del pago de capital desde el 26 de enero hasta el 1 de mayo de 2020.

El día límite originalmente era hoy, y si los bonistas no aceptaban la provincia hubiera caído en default.

Los tenedores del bono recibirán, de ser aprobada la modificación, aproximadamente US$28,698 cada US$1000 de capital diferido.

El gobierno de Axel Kicillof dijo mantener un diálogo permanente con los acreedores, a quienes buscó seducir adelantando el pago de intereses de ese título.

Si la provincia de Buenos Aires entra en cesación de pagos generará un ruido extra a la negociación iniciada por el gobierno con el FMI, pero sobre todo a la que se pretende acordar con bonistas que tienen unos US$ 100.000 millones en su poder.

El mercado descuenta que habrá default, y por eso los precios del bono representan del 35% del original, y en caída.

Un estudio que circula en el sistema financiero indica que la probabilidad implícita en el BP21 de que haya default en unos días es de 70%, frente al 20% que existía a principios de este mes, cuando el bono operaba en USD 70 (antes de la oferta de reperfilamiento por parte de la Provincia).

Este informe indica que seguramente los fondos de inversión que litigaron contra la Argentina hasta 2016 preferirán volver a los tribunales antes de aceptar un acuerdo de resultado incierto.

La duda en el mercado es hasta qué punto un default bonaerense complicará la renegociación de la deuda nacional.

El problema para Kicillof es que si se confirma el default los tenedores de otros títulos de la provincia podrían pedir la aceleración de los pagos, siempre y cuando reúnan un alto porcentaje de adhesiones.

Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *