En su propia biografía de Twitter, Julia Mengolini se autodefine como «militante feminista». Sin embargo, siguiendo su característico y delirante discurso de izquierda, la «periodista» se mostró a favor de la liberación de violadores, asesinos, abusadores de menores, ladrones y delincuentes en general, y a su vez, expresó que estar en contra de la acción es una «expresión del odio que sienten por los pobres». También tuiteó que «toda esta mitología sobre los monstruos siendo liberados de las cárceles es una mentira».

La militante K primero dejó en su muro de Twitter el texto reflejado en la foto de arriba, seguidamente, tras las duras críticas que recibió en el post decidió «aclarar» más la cuestión.

Pueden hacerse a estas alturas varias preguntas: ¿Ser pobre hace que tiendas más a la delincuencia? ¿La pobreza es una condición inherente a la delincuencia? Según Mengolini sí, ya que «de acuerdo a las estadísticas oficiales la gran mayoría de los presos lo está por delitos no violentos contra la propiedad y con presión preventiva. Es decir, son pobres» concluye ridículamente la militante. Conclusión que no sorprende teniendo en cuenta, por ejemplo, la frase que lanzó en 2016 en Intratables, justificando la corrupción K: «La corrupción no quita lo bueno del proyecto».

Sobre el tema, la conductora Lizy Tagliani dijo a Mengolini mediante la misma red social: «Perdón, te voy a aclarar que mi familia y yo venimos de ser muy pobres y ninguno visitó una comisaria más que para certificado de domicilio. Y, en nombre de muchos pobres, te digo que tu tuit está lejos de defender a los más necesitados. Aunque entienda tu punto, necesito decírtelo».

Continuando con las aclaraciones, la «periodista», que antes hablaba de «presos políticos» en Futurock ahora se ve que cree en la concepción política liberal de la división de poderes, algo que, si bien es formal, es de imposible existencia «total» en un país gobernado por populismo hace 70 años. La mención de Mengolini, claro está, es esbozada como una defensa a SU gobierno.

«Al mismo tiempo, las cárceles <deberán ser sanas y limpias para seguridad y no para castigo de los reos>… si bien esto de que no son castigo es medio un cuento de hadas, tampoco deberían ser depósitos de humanos desechables. Se supone que se garantizan todos los derechos. Uno de los derechos más importantes de los reos es el derecho a la defensa (esto es fundamental en la civilización moderna, sino que el rey decida con el dedo y ya fue) y otro es el derecho a la vida. Y los jueces son los responsables de garantizar esos derechos.», expresó después.

Finalmente, la militante K dentro del apogeo de su delirio, expresó que «me van a contestar con casos particulares en los que un delincuente salió gracias al Covid y volvió a delinquir». E insólitamente, admitió que «claro, que habrá ERRORES que habremos de lamentar»… ¿Considera Mengolini a un asesinato, violación o abuso como un «error que habremos de lamentar»?.

Cerró l incoherencia que la caracteriza explicando que «sobre todo habrá fake News. Y sobre un caso se monta toda una teoría falsa. Se agita el miedo y el odio».

POR SU PUESTO, NADIE RESISTE AL ARCHIVO:

Mundanas Agrupación de Mujeres, 3 de marzo de 2018

Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *