*Por: Rafael Garduño

El jefe del bloque oficialista en el Senado, José Mayans, defendió a rajatabla las políticas autoritarias del emperador formoseño Gildo Insfrán. En una entrevista cedida a La Nación, el burócrata dijo: «El derecho vos lo tenés, pero no en pandemia».

«Es claro el Código Penal, que no podés andar contagiando a la gente. Esto es un aislamiento preventivo, son diez días o catorce días hasta que tengan un hisopado negativo. Es para proteger», agregó.

La frase, duramente repudiada a lo largo y ancho del país, refleja una vez más la actitud de la casta política para/con el tema: mano dura, Poder, impunidad y sobre todo ANTICONSTITUCIONALISMO.

En Formosa, la violación a los Derechos Humanos es moneda corriente, el feudo medieval comandado Insfrán implementa «políticas sanitarias» nefastas. Incluso, los denominados «centros de aislamiento», que no son más que escuelas repletas de gente confinada custodiadas por policías, han sido equiparados con campos de concentración.

Según testigos, el aislamiento es arbitrario, ya que verdaderamente las autoridades provinciales no saben si quien se aísla es negativo o positivo de COVID. Algunos de los confinamientos pueden llegar a durar más de 30 días, como «mínimo» 14.

Durante los meses de diciembre y noviembre de 2020 intervino la Corte Suprema de Justicia mediante una denuncia de Amnistía Internacional: alrededor de 8.500 formoseños estuvieron más de 30 días varados, durmiendo a la intemperie, en las fronteras de su provincia.

Como es de esperar, el Senador oficialista negó totalmente la violación a los Derechos Humanos: «De ninguna manera; puede haber casos aislados con respecto a la reacción de algunas personas que niegan la enfermedad y otros que no quieren estar en los centros».


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *