Durante una reciente entrevista, el intendente de Pehuajó, Pablo Javier Zurro, se apuró a identificar su lugar en el arco político: “Se da por descontado que soy ultra kirchnerista”, aseguró. A la luz de las prácticas que lleva a cabo en el último tramo de su campaña electoral, pareciera estar en lo correcto.

El intendente, quien semanas atrás anunció que había adoptado a un carpincho y lo bautizó con el nombre de Candela, habría optado por regalar sommiers durante los últimos días de la campaña electoral. Se configuró como un último y desesperado intento de dar vuelta la apabullante derrota durante las PASO.

En un video casero filmado por un asombrado vecino, se observa a una de las camionetas oficiales del municipio, ploteadas con el nombre de Zurro, cargando un lujoso sommier. “Vamos juntando de a un voto. Vamos mejorando la calidad del voto”, ironiza el vecino mientras saluda a un militante kirchnerista que se apresta a sujetar el objeto. “Aumentamos la calidad del voto, va sommier hoy”, asegura el vecino.

Como se recordará, en la localidad de Pehuajó, que es gobernada por el peronismo desde el año 2007, la lista de Juntos dio la sorpresa y acumuló la mayor de sufragios durante las PASO de septiembre, dejando al oficialismo en segundo lugar.

*Fuente: REALPOLITIK