El 80% de los alcanzado por el impuesto a la riqueza cumplió con el pago del gravamen, confirmó la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, no obstante, la realidad no es tan optimista como los dichos de la directora del ente recaudador. Se generó un aporte al fisco de $223.000 millones cuando en verdad se esperaba recaudar $350.000 millones.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunció este domingo que 10.000 contribuyentes abonaron el Aporte solidario y extraordinario de las grandes fortunas, mientras más de 100 personas decidieron recurrir a la justicia en contra de la medida. 

A raíz que no todos cumplieron, la AFIP ratificó que inició “fiscalizaciones integrales a contribuyentes millonarios que omitieron completar las declaraciones juradas e ingresar los pagos correspondientes”.

Mientras la AFIP persigue a los contribuyentes que se negaron a pagar el Impuesto a la riqueza por considerarlo exagerado e ilegal, la vicepresidente Cristina Fernández y sus hijos pudieron acceder a un plan de pagos que brinda la AFIP (cabe destacar que no todos pudieron acceder a los mismos, los motivos se desconocen) para abonar el impuesto a la riqueza. Máximo Kirchner debe abonar $ 7,7 millones mientras que su hermana Florencia debe abonar cerca de $ 7,3 millones.