La presidente de la organización Madres de Plaza de Mayo se sumó a las críticas a Alberto Fernández tras las derrota electoral en las elecciones PASO. “Si el presidente no cambia a un montón de gente que tiene al lado, que le hacen el diario como a Yirigoyen, un diario especial para él, no va a poder funcionar”, puntualizó.

Agregó además que “El presidente escucha siempre a los que no tiene que escuchar: a los ricos, a los poderosos, a los carniceros, se junta con los gordos de la CGT. Y bueno, estas son las consecuencias. A mí me parece que dentro de todo lo grave que es, es bueno para que los que no hacen nada o se creyeron que teníamos la vaca echada, hagan algo”.

“El presidente volvió a prometer, volvió a decir. No sé si estamos para creerle o no porque él dice muchas cosas que después no cumple. Lo que le dijimos tantas veces, que escuche a quien tiene que escuchar, se dio cuenta ahora de que tiene que escuchar a los que nosotros le dijimos desde el primer día que lo vimos”, agregó la titular de la organización política.

Concluyó que “Esto es como el virus. Te dan una vacuna para que vos crees tu propia defensa. Ahora a nosotros nos vacunaron con una aguja así de grande. A ver si reaccionan, a ver si laburan, porque acá laburan cuatro o cinco, los demás miran. Ahora van a tener que salir todos a la calle, porque los demás se van a quedar sin trabajo, todos”, lanzó.

Para finalizar, sin hacerle falta a su estilo fascista, completó que “No creo que la gente que los votó sepa lo que son: chorros, ladrones, asesinos, enemigos de los pobres. Ya sabemos lo que son, una manga de atorrantes que vivieron de nosotros, que nos empeñaron para toda la vida y quién sabe cuándo vamos a salir. Me parece que la gente muy bien no sabe. Algunos sí y son los que votan y piensan como ellos, que son los que hicieron la destrucción de una generación como la de nuestros hijos y nuestras hijas”.