Primero ocurrió en Mendoza. Durante la filmación de uno de sus episodios de “Por el mundo” junto a Lizy Tagliani, el conductor Alejandro “Marley” Wiebe utilizó un helicóptero de la Policía Local para trasladarse de una locación a otra. El asunto generó un verdadero escándalo en la provincia que conduce el radical Rodolfo Suárez.

Mientras vecinos y profesionales de la salud local se quejaron por la utilización de un helicóptero que, además de salir millones, está destinado a la seguridad de los mendocinos, el gobierno esgrimió una débil excusa asegurando que “pensaron que podía tener un efecto positivo para el turismo”.

Para colmo de males, la ministra de Turismo de Mendoza, Mariana Juri, aseguró que fue el gobierno nacional el que aportó los fondos para los pasajes de los conductores, y que todo el equipo fue provisto por Aerolíneas Argentinas. Minutos después, el bloque opositor dentro de la Legislatura exigió un informe detallado explicando el uso del helicóptero.

Pocos días después, la escena se repitió, pero en Salta. El popular programa recorrió algunos de los destinos más turísticos de “la linda”, entre ellos la pintoresca localidad de Cachi. Para ello, se trasladaron en el avión sanitario de la provincia que comanda Gustavo Sáenz.

Aunque existen numerosas denuncias de ciudadanos salteños a quienes, a pesar de haber estado bajo emergencia sanitaria, les fue negado el uso del avión oficial por diferentes cuestiones, no ningún problema hubo para que lo utilice Marley.

Nuevamente junto a Tagliani, la peculiar pareja despegó a bordo de la nave learjet desde el aeropuerto Martín Miguel de Güemes entre bromas y chistes para las cámaras. De hecho, la actriz aseguró que se lo acababa de comprar “con un plan de ahorro”.

OTRO ABUSO

Salta cuenta en su flota con dos Lear Jet 45XR, cuyas matrículas son LV-ARD y LV-BXD. Con esos datos, se puede conocer públicamente los movimientos de las aeronaves. En ese marco, luego del escándalo protagonizado por Marley, ahora medios provinciales afirman que el gobernador Gustavo Sáenz también utilizó una de estas naves abocadas a vuelos sanitarios para viajar hasta el aeropuerto de San Fernando para vacacionar.

El hecho ocurrió el pasado 29 de diciembre. Desde allí se fue a la costa atlántica bonaerense junto con familiares, donde recibieron el año nuevo. Tras descansar una semana, el avión fue nuevamente a buscarlo para traerlo hasta territorio salteño. Según trascendió, ni Sáenz ni sus familiares figuran en las listas de pasajeros de vuelos comerciales que poseen en el aeropuerto Martín Miguel de Güemes.

El decreto 805/16 establece que estas aeronaves, propiedad del estado salteño, solo pueden ser utilizadas en vuelos oficiales sanitarios, vuelos oficiales a pedido de la comunidad (para ser usados por motivos humanitarios y con costo a la provincia), vuelos oficiales de pasajeros (comisiones oficiales del gobierno), vuelos de apoyo al sistema de emergencias 911 (en caso de urgencias) y vuelos particulares sanitarios (a cargo de quien lo solicite).

*Fuente: REALPOLITIK


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *