Bajo el título “Políticas Públicas y Perspectiva de Género en el Presupuesto Nacional”, desde el CEPEC analizaron los gastos presupuestarios de la gestión del Frente de Todos en cuanto a las políticas de género, devengados al segundo trimestre del presente año. En primer lugar, destacaron que en nuestro país la incorporación de la perspectiva de género en el presupuesto nacional responde “a diferentes acuerdos internacionales asumidos por Argentina”, pero fundamentalmente a “la decisión política del gobierno nacional”.

En torno al presupuesto nacional se identifican dos grupos de acciones en relación a la perspectiva de género, una que impacta directo en la sociedad con acciones de apoyo de empleo y por otra iniciativa de naturaleza interna en cuanto a capacitación difusión y producción de material para la concientización sobre la temática de equidad de género. Con respecto al primer ítem, la ejecución de programas con impacto en genero asciende a 639.381,8 millones de pesos, donde se destaca la participación de la jurisdicción del ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, con el 79,2 por ciento del gasto ejecutado.

Este porcentaje se vincula a prestaciones previsionales por moratoria, a la Asignación Universal por Hijo (AUH) para protección social y la pensión para madres de siete o más hijos, compuesto por el 70 por ciento de mujeres beneficiadas “reconociendo y valorando el trabajo doméstico y cuidado no remunerado”. En este sentido, remarcaron: “Una de las acciones que mejoran la calidad de vida representando externalidades positivas para las mujeres es el caso de AUH, cubriendo más de 4,3 millones de niños, niñas y adolescentes, donde el rol de la mujer es vital como administradora del beneficio de las asignaciones”.

En cambio, el ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad, que conduce Elizabeth Gómez Alcorta, con un presupuesto de 6.204,8 millones de pesos, ejecutó solamente el 24,9 por ciento.

De este modo, desde CEPEC destacaron “el programa Acompañar con 818,9 millones pesos y la secretaria Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes con la ejecución de 149,6 millones pesos por la ley Brisa”.

Politicas-Publicas-y-Perspectiva-de-Genero-en-el-Presupuesto-Nacional

Ahora bien, yendo a los estereotipos de género en relación a la inserción laboral, se observaron “fuertes desigualdades”, resaltaron. “La división sexual del trabajo asigna a las mujeres la responsabilidad sobre las tareas de cuidado influyendo así en la educación y formación profesional”, explicaron y argumentaron con los datos del primer trimestre de 2021 de la encuesta permanente de hogares (EPH) relevado por el INDEC, que muestran que “el 98,7 por ciento de los puestos del sector de trabajo ocupado en casas particulares son mujeres, enseñanza 74,9, servicios sociales y salud 71,6”.

También ahondaron en las personas trans, quienes, en su mayoría, “vive en extrema pobreza, posee un bajo nivel de instrucción educativa y de formación para el empleo, y tiene un escaso acceso a las instituciones de salud”, todo ello producto del “peso de la discriminación y el estigma social”. Asimismo, el informe arrojó otros datos cuantitativos abordados con datos del mercado laboral: “La tasa de actividad para mayores de 14 años, en las mujeres fue de 48,4 por ciento, mientras que la de los varones fue de 69,1, sugiriendo que hay menos mujeres buscando empleo”.

En esta línea, la desocupación es 10,4 por ciento para las mujeres, y 9,0 en varones, por lo que la rama femenina “sufre más la desocupación”. En tanto, la tasa de empleo atraviesa una situación similar, ya que las mujeres ascienden a un 43,4 por ciento y los varones alcanzaron el 62,9. Igualmente, el ingreso medio de los varones es de 48.570 pesos, lo que representa más de 12 mil en comparación con las mujeres que llegan a los 36.123.

Finalmente, como síntesis, analizaron que el gobierno “decidió llevar adelante políticas transversales a toda la administración pública nacional en materia de género y para toda la sociedad” y que, consecuentemente, “se visualiza un aumento de partidas con respecto a políticas con esta orientación, generando impacto directo en la administración de brechas y desigualdades”.

Y subrayaron: “Iniciativas como el establecimiento de entornos laborales igualitarios, desarrollo profesional de las mujeres y diversidades, erradicación de las violencias por razones de género en el ámbito productivo, inclusión financiera con perspectiva de género, acciones integrales para la igualdad en el ámbito productivo, capacitación para promover la igualdad de oportunidades y producción de información con enfoque de género han permitido que el presupuesto sea una herramienta para la igualdad”.

*Fuente: REALPOLITIK