En la provincia donde hace 25 años gobierna ininterrumpidamente Gildo Insfrán, encerraron a las familias y no dejaron trabajar a los privados durante largos meses mientras el resto del país avanzaba con aperturas. Esto derivó en protestas de ciudadanos y comerciantes autoconvocados entre los que se encontraba Marcelo “Pepe Guapo” Ocampo, quien hoy lucha junto a los vecinos de la ciudad de Formosa para empezar a terminar con el feudo.

“Pepe Guapo”, como se lo conoce por su local gastronómico en Formosa, fue perseguido por Gildo Insfrán, le armaron tres causas penales y 19 actas contravencionales. Además, uno de los cinco procesamientos fue el 5 de marzo, fecha en la que estalló la represión en Formosa.

Aquel “viernes negro”, el referente de los comerciantes había salido a las calles para protestar junto a cientos de vecinos que estaban cansados de las restricciones que no les permitían generar ingresos o simplemente visitar a un familiar. Bombos, banderas de Argentina, gritos y carteles contra el feudo era lo que se veía cuando la Policía de Insfrán respondió con balazos y golpes hacia todos los presentes.

El abogado de 38 años que durante toda su vida laboral trabajó (y trabaja) como comerciante decidió participar en política “con la convicción de que se puede aportar algo diferente porque con los mismos de siempre haciendo lo mismo de siempre durante 25 años no nos fue bien”.

“Me gusta saber que se puede colaborar y trabajar por los sueños que tenemos como pueblo, como sociedad y como comunidad”, dice en sus redes sociales el candidato a concejal de Juntos Somos Mas, el espacio que tiene a Gabriela Neme como candidata a diputada provincial y a Fernando Carbajal como candidato a diputado nacional.

En cada recorrida por los barrios, “Pepe Guapo” recibe cada vez más apoyo de los vecinos que como él trabajan por una Formosa libre con mirada al futuro y sin el feudalismo de Insfrán que durante los 25 años que lleva en el poder no logró mejorar los índices de desempleo, analfabetismo, pobreza e indigencia.