Fuentes judiciales confirmaron este lunes a Clarín que el cuerpo hallado el 15 de agosto en la zona de Villarino Viejo corresponde a Facundo Astudillo Castro, que tenía 22 años cuando lo vieron por última vez, el 30 de abril.

El martes pasado se realizó la autopsia en el laboratorio del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), en la ex ESMA. Allí trabajaron durante nueve horas al menos 15 peritos de distintas disciplinas.

La confirmación llegó por parte de fuentes judiciales. En tanto, desde el EAAF indicaron que «por protocolo» solo informan «resultados de ADN luego de notificar a la familia y la jueza, y con su autorización» y cuestionó que «eso no ocurrió en este caso». Pasadas las 19 de este lunes, el Juzgado Federal N° 2 de Bahía Blanca sacó otro comunicado en el que informó que aún no recibió los resultados de «la pericia genética realizada a los restos óseos hallados».

Clarín consultó a uno de los abogados de Cristina Castro sobre la versión. «No hay ninguna confirmación oficial. Al parecer, el miércoles estarían los resultados. No tenemos otra cosa que eso», dijo Leandro Aparicio desde Bahía Blanca, donde cumple con el aislamiento de 14 días exigido a quienes provengan desde sitios con transmisión comunitaria de Covid-19.

En la misma situación están la mamá de Facundo y el abogado Luciano Peretto, en sus respectivos domicilios de Pedro Luro, tras regresar el sábado desde la Capital Federal y La Plata, donde tuvieron una semana muy agitada. Además de concurrir el martes al laboratorio del EAAF, estuvieron reunidos el lunes con el presidente Alberto Fernández, el jueves con el gobernador Axel Kicillof y el miércoles con el procurador interino Eduardo Casal, entre otros encuentros.

Al llegar al pueblo del sur del distrito de Villarino en el atardecer del sábado, una larga caravana de autos los esperó en el acceso y acompañó luego, con un bocinazo, hasta la vivienda de los Castro en el barrio Bonacina. Al arribar a la casa de la calle 16 y 9, Cristina y Peretto saludaron desde la vereda a la larga hilera de vehículos que los saludaba.

«Hoy hablé con ella y me dijo que esperaba el resultado de la autopsia para el fin de semana. Ahora me comentó que sería el miércoles», dijo a Clarín una amiga de la familia Castro. En el entorno de Cristina dijeron que permanece aislada en su casa y no sale siquiera para ir a visitar a su papá César, que vive a una cuadra. «Está muy afectada por toda esta situación», agregaron las fuentes consultadas. Aún en este trance difícil que le toca atravesar, la mujer tiene como prioridad la salud de sus otros dos hijos Alejandro y Lautaro y sus dos nietas.

Tras la realización de la autopsia, la mujer había dicho públicamente que creía que era el cuerpo de su hijo. «Me quedé con la misma sensación que tuve el mismo día que acompañamos esos restos hasta acá: que era Facundo y que tengo que llevarlo de vuelta a casa (…) a mí no me caben dudas, es él y me lo voy a llevar a casa», sostuvo entonces.

Tras confirmarse extraoficialmente la identidad del cuerpo, el informe sobre las causas de muerte estaría listo «en un plazo de 30 a 60 días».

No obstante, el sábado la perito de parte Virginia Créimer le dijo a Clarín que ese cuerpo referencia «una muerte violenta por asfixia».

El EAAF y el Cuerpo Médico Forense (CMF) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación fueron nombrados como peritos oficiales para analizar los restos encontrados en Villarino, por decisión de la jueza federal bahiense María Gabriela Marrón, luego de un pedido del fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez, a cargo de la pesquisa.

En un comunicado difundido por la fiscalía se solicitó que el procedimiento sea filmado, que se tomen placas fotográficas y que se autorice la extracción de muestras genéticas para luego remitirlas al Laboratorio de Genética Forense del EAAF y otra de iguales características para el CMF.

*Fuente: Clarín


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *