Las largas filas de jubilados esperando cobrar en los bancos, fue definida como caótica, en infracción a todas las recomendaciones del mismo Poder Ejecutivo.

Ante esta situaciones lo primero que se busca, quien fue el responsable, por lo que en un primer lugar, todos los dedos apuntaron a Sergio Palazzo, actual titular de sindicato de La Bancaria, quien tuvo su distanciamiento con CFK, su acercamiento con Macri y ahora es Abertista de la primera hora, es uno de los jugadores clave de la política.

Su obsesión es anclar en el el sector fintech (recordemos que Mauricio Macri le cerró directamente la puerta, en cambio, Alberto, con estética en el manejo político, le dejó la puerta abierta). Ya llegarán los momentos de tomar decisiones.

Pero como la cabeza de Sergio Palazzo no tenía asidero, ya que de él no depende la gestión bancaria ni la coordinación política, empezaron a girar hacia Alejandro Vanoli Long Biocca. Conocido en la mesa chica por haber eliminado parte de su apellido porque afecta el nac&pop. Este cuadro tiene sus orígenes en el grupo Fenix, creado en el contexto de la crisis del 2000.

Cuando estuvo en el Banco Central fue uno de los principales interlocutores en el aterrizaje de capital chino a nuestro país, por lo que, su nombre tuvo un lugar especial en la grilla de cuadras de CFK.

Luego durante la gestión de Macri, su posicionamiento combativo ante el lawfare consolidó su lugar ganado.

Un comentario ad hoc: El negocio financiero en Argentina, no es el crédito, sino el clearing bancario. El objetivo es manejar carteras de sueldos para vender seguros, incorporar costos ficticios, etc. Por ello, el mejor cliente termina siendo siempre el estado, ya que tenes una clientela cautiva a quien tenes para atormentar con servicios innecesarios (hasta en algunos casos, es una de las cajas de los políticos que no se comparte, ya que depende de la firma solo del titular del ejecutivo).

EL VIERNES NEGRO:

La crisis desatada este fin de semana, puso en jaque a estos dos personajes. Y el enojo no solo es de Casa Rosada sino también de la presidencia del Senado. Pero realmente ¿es así?

Una fuente confiable nos dice: «algunos creen que entre Alberto y CFK hay operaciones y contra operaciones, eso es totalmente mentira, ellos son un bloque indisoluble, solo que a medida que uno se aleja del comando, se empiezan a ver grietas entre los camporistas y los resucitados (quienes una vez fueron expulsados y volvieron de la mano de Alberto)».

Estas son solucione típicas, entre los «Jefes» es más fácil cerrar cicatrices. Pero, en el terreno, a los soldados les cuesta saldar las deudas.
No obstante, ambos Jefes saben, que tanto Alejandro como Sergio son unos haraganes y casi «manochantas». Pero quién fue responsable, verdaderamente responsable fue Santiago Cafiero, quien estuvo a cargo de la coordinación de Bancos, Central y ANSES.

Justamente por ello, es que el Presidente no va a pedir la renuncia de Alejandro Vanolli. Porque Vanolli el es el chivo expiatorio para cubrir la gran cagada del Jefe de Gabinete, quien estuvo a cargo de toda esta implementación.

Otra fuente de rosada nos dice: «…ya no sabe que hacer Alberto con este pibe de Cafiero, lo quiere un monton, sabe que es de fierro, pero gracias a él (Santiago), Peña es un estadista, y por ello, ahora Alberto hace de Presidente y Jefe de Gabinete»

Y continúa el relato: «…hasta le sacó el manejo político, porque lo primero que hizo Cafiero, fue favorecer y colocar a sus «amigues» en las principales cajas, y ninguno de esos sirve para nada. Para colmo, no tiene cintura para manejar los reclamos políticos de todos los sectores, es un queso…»

Pero este «pibe» como les gusta decir a los viejos operadores de la Rosada, «no sirve para nada, ni para manejar twitter».

Por ende, Santi ya tiene el boleta picado, es un interesante adorno en la Casa Rosada. Pero se requiere calma en la gestión de Alberto y una excusa política para una salida elegante, ya que el responsable político de este «Poste» es nada menos que el Presidente.

Comenzó la cuenta regresiva, y el jefe de gabinete, Santiago Cafiero ya está con un pie fuera del poder…


Por Eduardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *