La Secretaría de Comercio Interior deberá evaluar las listas de precios que presenten las bodegas a los supermercados. Según lo informado por Mendoza Post (Andrés Pujol), la medida rige solo para los comercios agrupados en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU). Desde el sector ya manifestaron su descontento: Los productos “vienen perdiendo contra la inflación desde hace tres años y eso afecta a la producción”, señaló la titular de Bodegas de Argentina, Patricia Ortiz.

“Los precios han aumentado de manera exponencial. Los insumos como el cartón y el vidrio están dolarizados y no se puede trasladar a los precios. Esto termina complicando sobre todo a los pequeños y medianos productores que alcanzan a llegar al supermercado”, agregó Ortiz.

Además, recordó otras regulaciones llevadas adelante por la burocracia: “en el inicio de la pandemia se colocaron los Precios Máximos y recién cuando comenzaron a reactivarse las actividades salieron las listas nuevas. Esto dejó la oportunidad de subir 4% y 6% los precios durante todo el 2020, algo muy inferior a lo que fue la inflación. Ya este año salieron de ese programa y solo algunas bodegas quedaron en Precios Cuidados, los demás comenzaron a acomodar los precios”.

La titular de Bodegas de Argentina, Patricia Ortiz.

Es que, durante la cuarentena, según un relevamiento del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), durante el año pasado, el consumo de vino aumentó un 6,5% en comparación a 2019. Esto representa unos 57 millones más de litros entre ambos períodos, algo que representó el volumen más alto de los últimos cinco años en el país.

“Estas bodegas quedaron solas para ser evaluadas por la Secretaría de Comercio. Por eso, estamos teniendo conversaciones constantes con la Cámara y acompañando a los productores. Entendemos que el Gobierno quiere controlar la inflación y tener una referencia, pero nosotros estamos tratando de que vean los gastos reales que lleva producir el vino”, explicó la titular de Bodegas de Argentina.

Por último, ilustró con un ejemplo la situación del sector: “Vos tenés diez jugadores que te dominan la góndola. Pero eso hoy está conformado también por las pequeñas y medianas empresas que hacen la gran competencia y eso hace un autocontrol entre las bodegas porque si se van para arriba pierden el mercado”.

*Con información de: Mendoza Post