Durante el proceso de aprobación de la Sputnik V, la Organización Mundial de la Salud realizó una visita técnica a las instalaciones donde se produce la vacuna rusa y detectó una serie de fallas vinculadas a la “implementación de medidas adecuadas para mitigar los riesgos de contaminación cruzada”, lo que provocó la suspensión del avance de aprobación de la vacuna.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), una rama regional de la OMS, fue la encargada de anunciar la noticia. Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, informó que se descubrieron varias infracciones de fabricación de la Sputnik V.

Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, informó que se descubrieron infracciones de fabricación de la vacuna rusa.

Barbosa señaló que “el proceso para el listado de uso de emergencia del Sputnik V se suspendió porque mientras inspeccionaban una de las plantas donde se fabricaba la vacuna, encontraron que la planta no estaba de acuerdo con las mejores prácticas de fabricación”.

La OMS comunicó que serán realizadas nuevas inspecciones de la fábrica para poder aprobar la Sputnik V. “El productor debe tomar esto en cuenta, hacer los cambios necesarios y estar listo para nuevas inspecciones. La OMS está esperando que el fabricante envíe la noticia de que su planta cumple con el código”, expresó Jarbas Barbosa.