El programa de Jorge Lanata, Periodismo para Todos (PPT), presentó un informe el pasado domingo donde se dio a conocer que las organizaciones sociales cambian planes por presencialidad en las marchas para poder poblarlas. Además, quienes se niegan a formar parte de esto, son privados de sus recursos y beneficios.

Los movimientos sociales manejan un 80% de los planes que dependen del ministerio de Desarrollo Social a cargo de Daniel Arroyo, hasta este marte cuando su lugar fue tomado por Juan Zabaleta. Asimismo, hay que agregar que estarían en juego 140.000 millones de pesos y el 51% de los beneficiarios pertenecen a la provincia de Buenos Aires.

Por otro lado, empezó a circular un video donde se puede ver a una mujer dividiendo a los manifestantes entre los que cobran y los que no durante una movilización en San Miguel. “Gente que cobra de este lado y los que no cobran del otro lado”, se la escucha decir.

Si se tiene en cuenta a la cantidad de gente que cobra planes sociales, sólo el 37% de estos terminó los estudios secundarios y menos del 30% logra conseguir un trabajo. Cabe resaltar que, durante la gestión de Alberto, se eliminó la obligación de ir a la escuela para poder acceder a un plan.

No es la primera vez que se habla de los militantes pagos de las organizaciones sociales para tener marchas más abultadas. Por ejemplo, en julio pasado, Emmanuel Dannan, referente libertario, compartió un video que grabó durante las manifestaciones en pedido de la liberación de Milagro Sala, donde una manifestante se acerca a pedirle una foto y admite que estaba presente solamente porque le pagaban por eso.