La empresa mendocina IMPSA (Industrias Metalúrgicas Pescarmona Sociedad Anónima) fue intervenida por el Estado esta semana «mediante la suscripción de acciones por el equivalente en pesos a u$s 20 millones lo que los convierte en accionistas mayoritarios de la compañía».

La estatización fue una operación llevada adelante por el Gobierno nacional y el de Mendoza a través del Ministerio de Desarrollo Productivo, comandado por Matías Kulfas. «Hoy es un día feliz para este ministerio, el país recupera las capacidades productivas de IMPSA y comienza una etapa que esperemos nos permita ofrecerle al mundo trabajo argentino con alto valor agregado», señaló el ministro.

«El presidente Alberto Fernández ha estado al tanto de todo este proceso, me ha hecho llegar su satisfacción con la capitalización de IMPSA», agregó.

De esta manera, un 63,7% de las acciones de IMPSA pasan a ser de Nación; el 21,1% corresponderán al Gobierno de Mendoza; un 9,8% es del fideicomiso de acreedores y el restante 5,3% será del fideicomiso de la familia fundadora.