Transcurriendo la cuarentena más larga del mundo, que el Gobierno flexibilizó tras perder las elecciones PASO, el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, alertó sobre la posibilidad de que haya un rebrote de casos de COVID-19 durante la temporada de verano.

En ese marco, el burócrata expresó que “Es una discusión que tenemos que darnos, no solamente sanitaria, sino que tiene que atravesar a toda la sociedad en general y no lo haría en función de los casos, sino que tenemos que darla ahora para llegar preparados al otoño próximo”.

Consideró además que es una “propuesta razonable” la posibilidad de que todos los estatales bonaerenses tengan que estar vacunados para ir a trabajar.

“Me parece que la discusión es: o es obligatoria la vacuna, o si se produce una serie de restricciones para aquellos que no están vacunados que no solamente se pone en riesgo a él mismo sino a los demás”, concluyó.