El video dura apenas unos segundos. Como todo recorte, quizás no refleja más que una foto, pero es muy sintomático del estado de humor de la vicepresidenta Cristina Kirchner, que le cedió el protagonismo de la derrota a Alberto Fernández. Cuando terminó el acto, Victoria Tolosa Paz se acercó a saludarla pero se topó con la frialdad de la vice.