En una rueda volátil, que alternó subas y bajas, los tipos de cambio implícitos que operan en la Bolsa registraron nuevos récords históricos ya que la cautela inversora continúa sosteniendo una mayor dolarización, en una plaza con la atención fija en las señales sobre el futuro de la oferta de reestructuración de la deuda.

Con cierta presión externa, a partir de marcadas devaluaciones en Brasil y México, el dólar contado con liqui (CCL) -que surge de la compraventa de títulos con el fin de fugar capitales del país- ascendió $1,55 a $111,11, por lo que la brecha con la cotización mayorista llegó al 67,8%.

Por su parte, el dólar MEP o Bolsa -misma operatoria que el CCL pero dentro Argentina- aumentó 75 centavos a $109,18, lo cual dejó un spread del 64,8% frente a la divisa que opera en el MULC.

Mientras, los bonos argentinos operaron en baja y el riesgo país subía. Este miércoles vencía un pago de u$s500 millones en intereses de bonos Globales y, al no cancelarlo, como ya confirmó esta jornada el Ministerio de Economía, se iniciará un período de gracia de 30 días antes de que se declare el «default».

La semana pasada el Gobierno ofreció a los acreedores una quita de intereses del 62%, un período de gracia de tres años y un recorte de capital del 5,4% sobre la deuda a reestructurar por unos 70.000 millones de dólares.

«Todo el mercado lo está interpretando cómo que ésta es una oferta inicial, y un precio mínimo para los bonos», dijeron desde Portfolio Personal Inversiones.

Frente a ello, el riesgo país de Argentina, medido por el banco JP.Morgan , subió 172 puntos básicos, o un 4,8%, a 3.789 unidades, luego de caer unas 500 unidades el viernes luego del anuncio de reestructuración y de finalizar el 2019 en 1.770 unidades.

DÓLAR BLUE

En medio del creciente apetito por la divisa estadounidense, el dólar blue anotó este miércoles otra fuerte suba y alcanzó por primera vez los $110, según un relevamiento de este medio en algunas cuevas del Microcentro

En un mercado muy reducido por la cuarentena impuesta por el Gobierno para lidiar con el coronavirus, el billete paralelo escaló otros $3, tras aumentar $2 el martes, ante una fuerte presión alcista sobre los tipos de cambio implícitos.

«Los valores pueden considerarse referenciales porque hay muy poca actividad. Podemos decir que los vendedores (de dólares) están a $110, pero también se escucharon precios más altos», indicó un operador, quien remarcó que los últimos días se vienen ensanchando las puntas entre compra y venta. De hecho, este miércoles ese spread se ubicó en $10.

De esta manera, el blue acumula un salto del 28,6% desde el inicio de la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno (el 20 de marzo cerró a $85,50), y que, por ahora, se extiende hasta el 26 de abril.

DÓLAR OFICIAL

El dólar turista -con recargo del 30% por el impuesto PAÍS- rozó los $89, al ascender 14 centavos a $88,98, según el promedio de Ámbito Financiero en bancos y agencias de la City.

A su vez, el billete en el Banco Nación cerró sin cambios a $62,75 para la compra y $67,75, sin el impuesto PAÍS. Mientras que la cotización promedio minorista de todos los bancos se ubicó en $68,43 para la venta, nueve centavos más que el martes.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa avanzó 14 centavos a $66,23 y sumó su trigésima novena suba consecutiva, con precios defendidos con ventas de divisas por parte del Banco Central para hacer frente a la demanda privada, en momentos de sendas devaluaciones en Brasil y México.

«Una disminución en la oferta privada forzó ventas del BCRA para abastecer los pedidos de compra autorizados», indicó el analista Gustavo Quintana. Fuentes privadas del mercado estimaron que la autoridad monetaria tuvo que desprenderse de u$s70 millones de sus reservas aproximadamente. El volumen operado fue de u$s285,890 millones.

En los primeros tres días de esta semana el ajuste del tipo de cambio mayorista suma 37 centavos, poco más de la mitad de todo el aumento de la semana anterior. «Sin cambios estructurales en el funcionamiento del mercado local, los movimientos del tipo de cambio dependen exclusivamente de las decisiones oficiales, un factor que justifica el relativo impacto que tiene en el plano doméstico la fuerte inestabilidad global», remarcó Quintana.

MONEDAS DE LA REGIÓN

Las monedas de América Latina operaron dispares este miércoles, en medio de un rebote de los precios del petróleo, en un respiro a la aversión al riesgo de los últimos días por efecto del impacto del coronavirus sobre la actividad económica global

Sin embargo, la nota de la jornada la dio el real brasileño, que se depreció un 1,9% hasta un mínimo histórico de 5,46 unidades por dólar, ante las crecientes expectativas de que el Banco Central recortará sus tasas de interés de manera drástica en las próximas semanas para afrontar la crisis económica ocasionada por el coronavirus. Con el declive del miércoles, el real acumula una pérdida del 34% contra el dólar en lo que va del año.

Por su parte, el peso mexicano también cerró con un descenso, del 0,7% hasta alcanzar los 24,51 por dólar. En cambio, el peso colombiano subió un 0,4% y el peso chileno ascendió un 0,2%, impulsado por la mejoría de los mercados globales y un repunte en el precio del cobre.

RESERVAS DEL BANCO CENTRAL

Por último, las Reservas Internacionales del BCRA bajaron este miércoles u$s51 millones a u$s43.736 millones.

*Fuente: Ámbito Financiero – Juan Pablo Marino


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *