Marcelino Simón, padre de Jorge Sebastián declaró: “Él lo dejó tirado y lo largaron, no lo metieron preso”, refiriéndose a Jaureguiber, ahora ex director de Espacios Verdes Públicos de Tandil. Su hijo, el chico de 20 años, quedó con muerte cerebral luego de ser atropellado por el funcionario mientras caminaba junto con un amigo. Este lunes hubieron marchas y destrozos para pedir por el arresto inmediato del culpable.

Ocurrió en la madrugada del domingo, cuando Jorge Sebastián y su amigo Alejandro Velozo caminaban por cruce de las calles Azucena y Misiones, en el barrio La Movediza de esa ciudad que queda a unos 400 kilómetros de Buenos Aires, y un Volkswagen Gol atropelló al chico. El conductor no asistió a la víctima y escapó.

Jorge Sebastián quedó tendido en el asfalto, los gritos de auxilio de su amigo alertaron a los vecinos que rápidamente llamaron a la ambulancia, el chico fue trasladado al hospital municipal Ramón Santamarina donde quedó internado en terapia intensiva con traumatismo de cráneo y pronóstico reservado.

Su papá contó este lunes que el chico sufrió muerte cerebral y que la mamá decidió que donarán los órganos. “Queremos Justicia porque mi hijo no le hizo mal a nadie”, pidió este lunes Marcelino.

Jaureguiber se presentó en la comisaría 2ª de Tandil el domingo por la tarde, confesó haber atropellado a Jorge Sebastián y, tras su declaración y que lo notificaran del inicio de una causa penal, quedó en libertad.

Desde la municipalidad bonaerense de Tandil informaron este lunes que Jaureguiber fue removido de su cargo “ante la presentación de su renuncia indeclinable al cargo” los vecinos y familiares llevaron a cabo una una marcha para reclamar Justicia que comenzó con una protesta en la comisaría 2ª y luego se trasladó al palacio municipal.

En este contexto, según un informe del portal Abc hoy, al grito de “asesinos”, manifestantes arrojaron piedras contras las ventanas del edificio municipal provocando destrozos, incluso en el despacho del intendente Miguel Ángel Lunghi.