La nefasta Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) se vanaglorió tras desbaratar maniobras de “evasión con granos no declarados” que evitaron el “comercio ilegal” de casi 10 mil toneladas de soja y maíz.

Así lo anunció uno de los medios de propaganda estatal

El operativo, según declaró Télam, equivale a más de 300 camiones. Desde el organismo comandado por Mercedes Marcó del Pont, argumentaron que “son 23 millones de kilos de productos agrícolas que intentaron comercializarse en forma irregular; la mercadería equivale a más de 800 camiones con acoplado que puestos uno detrás de otro en la ruta ocuparían cerca de 19 kilómetros”.