*Por: Rafael Garduño

Espartaco Marín integra el bloque Frente Justicialista Pampeano (FreJuPa), que responde al gobernador Sergio Ziliotto. Marín tiene toda una «trayectoria» dentro del Estado pampeano y, además (detalle no menor), es hijo Rúben Hugo Marín, un ex senador nacional y ex gobernador de La Pampa en CUATRO ocasiones.

En esta ocasión, el diputado provincial violó la cuarentena y fue demorado en un control vial. Terminó multado y con el auto (VW Vento) secuestrado: el test de alcoholemia reveló que tenía 1,24 gramos de alcohol en sangre (más del doble de lo permitido). El hecho ocurrió durante la madrugada del pasado lunes en un control policial desplegado en el cruce de las rutas Nacional N° 35 y Provincial N° 12, al norte de Santa Rosa.

Según informó el diario digital pampeano infopico, el diputado quiso escapar del control policial, por lo que una patrulla de Defensa Civil tuvo que perseguirlo para detenerlo 7 kilómetros más adelante. «Se hizo el que no vio el patrullero y siguió de largo, otro móvil tuvo que salirle al cruce y lo frenaron varios kilómetros adelante», detalló una fuente policial a Clarín, la cual también explicó que Marín “manifestaba insistentemente que lo dejaran ir”.

La crónica policial explica que Marín “presentaba aliento etílico y dificultad en el habla, por lo cual personal de Seguridad Rural solicitó que se le haga un alcotest”.

El examen le dio 1,24 gramos de alcohol en sangre (más del doble de lo permitido).

El acta de infracción fue por «conducir alcoholizado». Pero no hubo una notificación de una posible violación a la cuarentena. Marín -según trascendió- habría regresado de comer un asado en un campo. En ese caso habría violado los condiciones de la cuarentena, ya que en La Pampa se permiten reuniones sociales de hasta 10 personas todos los días de la semana, pero el máximo horario permitido es la 1 de la madrugada.

DÉJÀ VU

Hace unos años, Espartaco Marín estuvo salpicado por otro extraño incidente en un control vial. El mismo VW Vento ahora secuestrado, fue abandonado a pocos metros de un control donde se realizaban test de alcoholemia. El conductor salió corriendo. Del lado del acompañante quedó un amigo del diputado, quien se negó a decir el nombre del conductor cuando fue consultado por los empelados de Tránsito. ¿El que corrió era Espartaco?

Este hecho tiene lugar a fines de junio de 2017. También en esa ocasión, Marín tuvo, presuntamente, «problemas» con un control de alcoholemia realizado en la esquina de las calles Quintana y General Pico, en la capital de la provincia. Durante el control, los inspectores le cortaron al paso a un VW Vento que, luego del silbato, se estacionó unos metros más adelante. Sin embargo, antes de que llegaran las autoridades de la Dirección de Tránsito el conductor, a quien identificaron como “flaco y alto”, se bajó repentinamente y escapó corriendo.

En el lugar (como se explica más arriba) solo quedó el acompañante, quien -en aparente estado de ebriedad- no supo o no quiso decirles a las autoridades quién manejaba ni quién era el dueño del auto. Acto seguido, los inspectores secuestraron el rodado.

Recién cuando se inició el procedimiento de rigor para el secuestro se supo a ciencia cierta a quién pertenecía el Vento… El propio «Taco» Marín fue quien retiró su auto luego de cumplimentar los trámites necesarios en el Juzgado de Faltas. Según su versión, casualmente él no se encontraba en la ciudad durante aquel fin de semana y el protagonista del incidente fue “un amigo” a quien le había prestado su vehículo.

UN «ARREPENTIDO»

Una vez trascendió la noticia, el diario ultra oficialista pampeano La Arena publicó su descargo, titulado «Espartaco Marín arrepentido».

En su Facebook, «Taco» compartió esa gacetilla acompañada con el siguiente texto: «Lo que está mal, está mal. Acá estoy, dando la cara y asumiendo mi error. Cometí una infracción y pague la multa. Antes de ser diputado, soy militante y antes de ser militante soy una persona, de carne y hueso y me equivoqué. Pido disculpas por lo sucedido».

Se ve que, para el diputado, manejar alcoholizado por la ruta e intentar fugarse de un control policial es una equivocación.

https://www.facebook.com/211524682331515/posts/1653817101435592/

SUSCRIBITE A DATA24.COM.AR

Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción