Desde el 20 de marzo de este año se produjeron 3.830 hechos de despojo en casas, terrenos, galpones y departamentos del Conurbano bonaerense y la Ciudad de Buenos Aires, reveló un informe dado a conocer este miércoles mientras se multiplican sin control las tomas de tierras por toda el área metropolitana.

Según la Encuesta Mensual de Inseguridad, orientada exclusivamente a la comisión de los delitos de Usurpación (artículo 181 del Código Penal), la ONG Defendamos Buenos Aires alertó sobre «un infierno de usurpaciones durante la cuarentena» en la Provincia de Buenos Aires y en la Capital Federal.

«Hace unas horas el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aries nos facilitó un informe que habla de un promedio de 115 usurpaciones mensuales. Sin embargo ese número queda completamente fuera de la realidad cuando lo contrastamos con los cientos de usurpaciones que no se denuncian pero que se realizan en plena noche, aprovechando que la gente está asustada y en casa», dijo Javier Miglino, director de Defendamos Buenos Aires.

El abogado explicó que en la localidad de Guernica, a unos 30 kilómetros de la Capital, «hace un mes comenzó una verdadera guerra entre una banda de delincuentes que tomó por asalto parte de un campo y los vecinos de la zona».

«Todas las noches hay robos en Guernica a partir de esa usurpación masiva, que a la fecha tiene más de 100 personas viviendo en tolderías como las imágenes de los indios que acostumbrábamos a ver en los libros escolares y todas las noches se escuchan tiros», describió Miglino.

Según Miglino, el 21 de agosto el propio Ministro de Seguridad, Sergio Berni daba cuenta en su Twitter oficial que habían 7 detenidos que formaban parte de una banda criminal que se dedicaba a usurpar, deslindar terrenos y luego venderlos. «En algunos casos sacaron a los tiros a gente de su propia casa», indicó.

Para el letrado «se trata de delincuentes que buscan enriquecerse, vendiendo luego los inmuebles para así volver a usurpar. No hay necesidad de vivienda ni nada que se le parezca sino un auténtico accionar mafioso que el propio Ministro Berni se ha ocupado en mostrar».

La situación se repite en Capital donde la ong ha recabado numerosas denuncias entre las cuales Miglino destacó una que daba cuenta de una toma de una casa sobre la calle Manuel Ugarte al 1600 en el barrio de Belgrano. «En el caso, se trató de un preso de los que fueron liberados recientemente por la justicia», precisó Miglino.


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *