Tras conocerse las imágenes del joven que manejaba en estado de ebriedad a gran velocidad y terminar lo que comenzó como un juego de niños en lo que podría haber sido un desenlace fatal, el protagonista del video que tuvo lugar en la ciudad de Mar del Plata está acusado de participar en una prueba de velocidad que pone en riesgo la seguridad pública.

El joven de 25 años, oriundo de la localidad bonaerense de Berazategui, podría afrontar una condena de hasta tres años de prisión tras perder el control del auto y chocar contra un cantero y un poste de luz. Asimismo, la agencia Nacional de seguridad Vial en conjunto con la municipalidad de Berazategui le retiraron la licencia.

En el video se puede ver al joven en completo estado de ebriedad acelerando su Fox gris al grito de “mira, en contramano, nos matamos” ignorando el pedido de su acompañante, quien le pedía que se detuviera mientras filmaba lo que ocurría, aún así, lejos de hacerlo, el conductor redobló la apuesta diciendo “si nos matamos, nos matamos”. Afortunadamente, la travesía no dejó un saldo de víctimas fatales.

EL REPUDIABLE VIDEO