Durante la madrugada del pasado lunes 17, tres hijos del legislador mendocino Adolfo Bermejo fueron detenidos por participar de una «fiesta clandestina» en Maipú. Junto a ellos, fueron detenidos otras 20 personas.

Según las declaraciones brindadas por Bermejo a Te digo lo que pienso, sus hijos son mayores de edad: tienen 20, 22 y 30… ya adultos.

«Los tres viven conmigo, habían salido cuando corresponde a comer afuera. Anoche se demoraron más de la cuenta, no nos podíamos comunicar y a las 4 de la mañana nos comunican desde el Ministerio de Seguridad que estaban demorados y detenidos», contó Bermejo.

También mediante Twitter, Bermejo denunció a su propia familia. Detalle raro, ¿entregó a sus hijos con tal de quedar bien con el Gobierno? ¿Hasta dónde llega la legitimidad para/con el régimen?


Por Rafael